• Dom. Jun 16th, 2024

Advierten sobre el síndrome takotsubo, la enfermedad del “corazón roto”

Sí existe un síndrome similar al corazón roto resultado de una mala noticia, un despido, un fallecimiento o una ruptura, se conoce como takotsubo, una enfermedad reconocida como tal desde el 2001, cuyos síntomas suelen ser similares a los de un infarto al corazón, explicó el jefe de la División de Tórax y Cardiovascular del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional de Occidente, Porfirio Eduardo Martínez Gutiérrez.

“Lo que sucede en un suceso particularmente estresante es que se liberan substancias que se denominan catecolaminas, entre ellas la adrenalina, que afectan el funcionamiento del corazón, algo que parece acentuarse ante la falta de estrógenos en mujeres mayores de 50 años”.

Explicó que en ambas afecciones los pacientes pueden manifestar dolor torácico opresivo, falta de aire, sudoración fría, náuseas, vómito o deseo de ir al baño y vellos de la piel erizados, por lo que es vital acudir a atención médica inmediata.

“En la mayoría de los casos se podría tratar de un infarto agudo al miocardio, porque la incidencia del takotsubo es más bien rara, pero de importancia medular. Aunque los síntomas se presenten luego de que la persona haya pasado por una situación como las ya descritas, debe recibir atención temprana para, como en todo, mejorar su pronóstico y calidad de vida”, indicó.

A diferencia de otros tipos de enfermedades cardiacas, el takotsubo puede remitir en un lapso no mayor a tres semanas bajo indicaciones médicas precisas, si bien puede presentarse en pacientes de cualquier género y edad, en más de un 80 por ciento se presenta en mujeres post- menopausia, en promedio de 68 años de edad.

El especialista destacó la importancia de llevar hábitos de vida saludables para tener menos riesgo de presentar takotsubo, como llevar una dieta balanceada, hidratarse a base de agua simple, evitar los productos altamente procesados y aquellos ricos en carbohidratos refinados y grasas saturadas, así como hacer ejercicio y tener redes de apoyo para procesar de mejor manera el dolor emocional.

“El ejercicio es fundamental porque orgánicamente nos ayuda a disminuir el estrés, se reduce la cantidad de catecolaminas en la sangre. Lo recomendado es realizar al menos 150 minutos de actividad física a la semana, es decir, 30 minutos durante cinco días. Puede ser caminata, natación, etc. Asimismo, el apoyo de amigos y familiares es esencial en momentos difíciles de procesar”, finalizó.

Haremy Reyes