• Vie. May 24th, 2024

Las Inundaciones requieren de una política pública orientada a la sustentabilidad 

Por Elizabeth Rivera Avelar

Las inundaciones que se registran en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) requieren de la aplicación de una política integral de manejo hidrosanitario orientada a la sustentabilidad, sin embargo, actualmente es nula, no se planea, se reacciona, solo se efectúan obras aisladas, indicó el experto en manejo de agua y ciudad, Arturo Gleason Espíndola.

“Una obrita aquí, otra obrita allá. Acá lo que necesitamos nosotros es volver a dar al territorio, lo más que se pueda, la capacidad de absorción, meter el agua subsuelo, meter plantas, captar el agua de lluvia en las casas, en los edificios, lo más que podamos, infiltrar. Para eso se requiere un trabajo científico, técnico, de alto nivel, que yo no veo en estas autoridades en su agenda pública”, manifestó.

El académico de la Universidad de Guadalajara (UdeG) explicó que la estrategia política debe incluir un Sistema de Alerta Temprana, para identificar los puntos conflictivos y advertir de forma oportuna a la población. 

Arturo Gleason explicó que actualmente las bocas de tormenta, alcantarillas y drenajes  no tienen la capacidad de desalojar tanto el agua de lluvia como las aguas negras, que provocan las inundaciones que ponen en riesgo a las personas, porque en la ciudad 90 por ciento de la superficie está cubierta por material impermeable.

Lamentó que ninguna autoridad asuma la responsabilidad y la gestión que le toca en este tema. Añadió que el problema no se resolverá en un sexenio, sino que incluso con voluntad política, sin grillas políticas y sin intereses tomará al menos dos o tres sexenios, ya que si como ciudad nos llevó 50 años descomponer el territorio nos va a tomar un buen tiempo arreglarlo.

Espíndola refirió que las decisiones que las autoridades han tomado hasta el momento, para tratar de remediar las inundaciones no han sido efectivas, puso como ejemplos los vasos reguladores del Canal del Sur, que está en las faldas del Cerro del Cuatro y El Deán, en Lázaro Cárdenas y Gobernador Curiel, que se desbordan e inundan en cada temporada de lluvia, cuando en su momento los ejecutores prometieron que sería la solución a las inundaciones. 

Por Elizabeth Rivera Avelar

https://x.com/ElyRiveraAvelar?t=dqCyYg9wnjxOhv0Yi8rHBQ&s=09 @elyriveraavelar