• Mar. Jul 23rd, 2024

Por Elizabeth Rivera Avelar

El Colectivo Luz de Esperanza se manifestó este viernes en la Fiscalía Especial de Personas Desaparecidas de Jalisco para solicitar que se realicen acciones de búsqueda y localización de sus seres queridos. En concreto solicitaron acciones por el caso de Héctor Daniel Flores Fernández, hijo del secretario general de la asociación, Héctor Flores González, quien manifestó que las autoridades prácticamente no han hecho nada para localizarlo.

“Toda la información que damos las familias en un principio, si hicieran lo que deberían de hacer, ¿cuántos desparecidos no estuvieran ya en sus casas? ¿Cuántas personas hasta pudieran ser encontradas con vida si se realizara un trabajo digno? Desgraciadamente pasan los años y no te puedo responder qué han hecho legalmente, porque no han hecho nada.”

Los integrantes del colectivo colocaron lonas y fichas de búsqueda de las personas desaparecidas afuera de la Fiscalía Especial ubicada en la Calzada Independencia.

Héctor Flores compartió que en los tres años que su hijo lleva desaparecido el caso ha tenido 12 agentes del Ministerio Público. Indicó que emprendió una larga lucha legal y ha enfrentado muchas trabas en el caso de la desaparición forzada de su hijo, expresó su frustración con el sistema judicial y la falta de avances significativos tanto a nivel estatal como federal.

Recordó que se ordenó la reposición del procedimiento inicial, por mandato de un juez de distrito debido a las múltiples violaciones a derechos humanos, pero no resultaron en la resolución esperada. “Estamos en espera de otra nueva sentencia,” indicó Flores González, señalando que la Fiscalía Estatal no ha mostrado avances concretos. Las mesas de trabajo, a su juicio, solo sirven de simulación y no han investigado debidamente las líneas más importantes del caso.

El entrevistado también mencionó la existencia de una denuncia en visitaduría por desaparición forzada y otra por acoso y presión del Ministerio Público y de un Comandante de Investigación de la Policía. Esta presión ha llevado a los testigos a modificar sus declaraciones en múltiples ocasiones.

A nivel federal, la situación no ha mejorado. Flores González comentó que durante seis meses no se contó con policía investigadora en México, lo que se reflejó en una completa paralización de la investigación en ese periodo. A pesar de que la ONU emitió una medida de acción urgente en contra de la desaparición forzada en México, tanto el gobierno federal como el del estado han mostrado una alarmante indiferencia.

Flores González también denunció que la recomendación ya emitida en el caso de Daniel quedó en el olvido. La falta de respuestas y acciones concretas de las autoridades en tres años de investigaciones lo ha dejado sin información sobre el paradero de su hijo. La validación tardía de la información proporcionada desde el inicio por la familia refleja, según él, una negligente e ineficaz respuesta institucional.

La lucha continúa, pero la falta de un trabajo digno y la desoladora pasividad de las autoridades han hecho, en palabras tristes y contundentes de Flores González, que las familias de desaparecidos no encuentren “la luz” que tanto buscan.

Por Elizabeth Rivera Avelar

https://x.com/ElyRiveraAvelar?t=dqCyYg9wnjxOhv0Yi8rHBQ&s=09 @elyriveraavelar