• Lun. Jul 15th, 2024

Por Rodrigo Rivas

Con el argumento de disminuir los lesionados y fallecidos en accidentes viales donde participan motociclistas, la Secretaría de Transporte, en conjunto con el Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes de la Secretaría de Salud (CEPAJ), comenzaron campaña de socialización del uso del caso certificado

En un comunicado anunciaron que a partir del próximo 5 de agosto el uso de casco certificado se volverá obligatorio para los motociclistas, de acuerdo a la Ley de Movilidad, Seguridad Vial y Transporte del Estado.  

En las acciones de socialización también participan las Direcciones de Movilidad de Zapopan y Guadalajara y organizaciones de la sociedad civil, se entrega la información a los conductores de estos vehículos en los cruceros más importantes de la ciudad.  

La multa vigente por no usar caso es de 10 a 30 veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización, lo que equivale de 1,805.7 hasta 3,257.1 pesos.

Se busca recordar a los motociclistas sobre las ventajas del uso de casco con certificaciones DOT que la estadounidense, la ECE de la Comisión Económica de las Naciones Unidas para Europa y la Norma Oficial Mexicana es aplicable para los cascos de seguridad para usuarios de motocicleta NOM 206, que serán obligatorios de acuerdo a la Ley de Movilidad, Seguridad Vial y Transporte de nuestro Estado, en comparación con aquellos que carecen de dichas certificaciones.

En la socialización, a las personas motociclistas que portan un casco certificado se les regala una calcomanía con la leyenda “yo sí uso casco certificado” y se les informa cómo identificar las diferencias entre éstos y uno que no cuente con certificación, ubicando en la parte trasera del casco las siglas de las entidades certificadoras antes mencionadas.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), el uso de cascos certificados puede reducir hasta en un 39% las probabilidades de muerte de un usuario motociclista y hasta en un 72% las probabilidades de sufrir lesiones graves durante un percance.  

Por Rodrigo Rivas Uribe

Reportero