• Lun. Abr 15th, 2024

Urge que Guadalajara cuente con un sistema automático de monitoreo del agua, advierte experto

Es preciso que se mida con exactitud cuánta agua existe en el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG), lo cual debe incluir no sólo la que está en el subsuelo, sino la que cae de lluvia, la que se evapora y la que corre por los sistemas hidrosanitario, señaló el jefe del Laboratorio de Tecnologías para la Arquitectura y Urbanismo Sustentables, del Centro Universitario de Arte, Arquitectura y Diseño (CUAAD), Jorge Arturo Gleason Espíndola.

“Si no medimos a través de sistemas digitales, cómo podríamos planear hídricamente y prepararnos para futuras crisis. Cualquiera de nosotros puede ver cuánta gasolina tiene nuestro auto; entonces, ¿cuál es el tablero de medición del AMG? ¡No existe! Urge la creación del Sistema Automático de Monitoreo del Agua (SAMA)”, recalcó.

El académico, detalló, por ejemplo, con ese sistema se podría conocer si es propicio construir sobre ciertas zonas y saber cuánta agua le queda a la metrópoli.

El también presidente de la Asociación Mexicana en Sistemas de Captación de Agua de Lluvia (AMSCAL), reportó que aproximadamente sobre las 100 mil hectáreas que abarca el Área Metropolitana de Guadalajara (AMG) cada año caen 877 millones de metros cúbicos de agua de lluvia; lo que equivale a llenar 454 veces el Estadio Jalisco.

Del total de esa cantidad, que equivale a la capacidad de 227 estadios Jalisco (438.86 millones de metros cúbicos), es decir, más de la mitad, se van directamente al drenaje, por falta de medidas de captación y reutilización del agua de lluvia.

“Estamos hablando de que más de la mitad de lo que nos cae de lluvia se va directamente a los drenajes y se queda en las inundaciones”.

El experto en el manejo de recursos hídricos, dijo, que deben disminuir los consumos de agua en los sectores industrial, agrícola y doméstico; pero también restaurar los ríos, manantiales y lagos.

Gleason Espíndola lamentó que por parte de los gobiernos no haya algún proyecto de infiltración de agua o recuperación de manantiales

Recordó que la ciudad tiene como fuentes de abastecimiento el Lago de Chapala, que aporta 180 millones de metros cúbicos al año; Pozos, que da 90 millones y la Presa Calderón, con 30 millones.

“Entonces, de estas fuentes obtenemos potencial de 300 millones de metros cúbicos al año, pero dice la autoridad que nos faltan 90 millones, o sea 47 estadios Jalisco”, informó Por lo que parece ilógico que el desafío actual del Gobierno de Jalisco sea buscar el agua que cabe en 47 estadios Jalisco creando presas, cuando se está desperdiciando la cantidad de 227 estadios, sin un verdadero interés de cómo aprovechar esa agua, que es más de lo que se necesita”.

Indicó que antes, la cuenca, cuando no estaba urbanizada, 40 por ciento de lo que caía como lluvia se evapotranspiraba, 10 por ciento escurría y 50 por ciento se iba al subsuelo.

“Cuando la cuenca se urbaniza hasta 90 por ciento, eso ya cambia y el 55 por ciento se va en inundaciones”, detalló. Con ello, además, apenas 15 por ciento del agua se infiltra y 30 por ciento se evapotranspira, compartió el investigador.

Comentó que el AMG se encuentra distribuida sobre tres cuencas: la del Río Blanco (Valle de Tesistán, Nextipac y Poniente de Zapopan), la del Río Atemajac (todo el Valle de Atemajac delimitado por los cerros de La Primavera, El Tesoro, Santa María, del Cuatro, El Tapatío, La Reina y la Barranca de Huentitán) y la del Ahogado (Tlaquepaque Sur, el Valle de Tlajomulco, Sur de Tonalá y El Salto).

En la cuenca de Atemajac caen 287.73 millones de metros cúbicos; en la del Río Blanco, 135 millones y en la del Ahogado, 459 millones.

Al no haber agua que se infiltra al subsuelo sucede que acuíferos como el del Ahogado resultan sobreexplotados, pues, aunque al año se recargan 49.1 millones de metros cúbicos, se le extraen 124.75 millones; esto de acuerdo con datos de 2021.

Los conocimientos de captación de lluvia de Arturo Gleason, serán expuestos en el Foro Mundial del Agua en la sede de la Organización de la Naciones Unidas (ONU), en la ciudad de Nueva York, que se realizará del 22 al 24 de marzo.

“Allá buscaremos impulsar la captación como una estrategia para abatir los rezagos en los suministros de agua en todo el planeta. Voy con diez expertos de diversas partes del mundo”, externó.

Gleason Espíndola refirió que en el mundo hay 3 mil millones de personas que no tienen agua, y el agua de lluvia puede abatir ese rezago.

Elizabeth Rivera Avelar

Por Elizabeth Rivera Avelar

https://x.com/ElyRiveraAvelar?t=dqCyYg9wnjxOhv0Yi8rHBQ&s=09 @elyriveraavelar