• Sáb. Abr 13th, 2024

Tonalá responde a pepenadores que no les puede permitir trabajar en planta de transferencia de La Piedrera

Por Elizabeth Rivera Avelar

El alcalde de Tonalá, Sergio Chávez Dávalos respondió a los pepenadores que no puede permitir que ingresen las familias a realizar la pepena en el terreno de La Piedrera, que está funcionando como planta de transferencia, porque no está autorizada esa actividad, lo cual retrasaría los trabajos y podrían en riesgo a las personas recolectoras y recicladoras de la basura.

“No porque la basura que estamos recolectando en el municipio la estamos llevando a una estación de transferencia municipal, donde los permisos que tenemos por parte del gobierno del estados son muy claros, dicen que no debe haber ningún pepenador, debe ser el mínimo necesario de personal, cosa que así lo estamos operando. Si nosotros permitimos que entren a la estación de transferencia denominada La Piedrera vamos a incurrir en una ilegalidad y posteriormente podría haber una clausura y un caos todavía mayor para poder transferir la basura tonalteca”, manifestó.

“La labor que realizan las familias que se dedican a la pepena de la basura es, sin duda, una parte importante en las funciones que hoy no se realizan en la mayoría de los municipios del Área Metropolitana de Guadalajara.

Cuando estas familias retiran los materiales reutilizables y los reciclables, permiten que el volumen de los Desechos Sólidos Urbanos se reduzca de forma considerable y eso favorece la maximización de los espacios, además de que genera una economía circular.Todas las personas que viven de esta actividad merecen todo mi respeto y reconocimiento.

A partir de que en 2019 se anunció que el vertedero de Los Laureles cerraría a las operaciones en 2021, las autoridades municipales y el Gobierno del Estado, debieron prever al menos dos factores:

1. Cuál sería el sitio en que se pudieran depositar legalmente los Residuos Sólidos Urbanos de los municipios que hasta entonces tiraban en Los Laureles, y 

2. Cómo se atendería a las familias que trabajaban en la pepena de la basura en ese sitio.

Chavez Dávalos dijo que ninguna autoridad atendió los puntos y a su llegada, el 1 de octubre de 2021, fue la primera crisis con que se encontró fue precisamente cómo atendería el tema de la basura y qué sucedería con las familias que ahí trabajaban.

“Juntos gobierno de Tonalá y las familias afectadas, gestionamos que en Matatlán, que es propiedad del gobierno de Guadalajara, pudieran seguir desarrollando su labor mientras se usara como planta de transferencia. Sin embargo, la mala gestión que se dio en el tratamiento de la basura ocasionó que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente clausurara el sitio”, comentó.

El alcalde tonalteca reiteró que la clausura de Matatlán fue decretada por una autoridad federal, de modo que sostiene que a su gobierno no le corresponde autorizar la entrada de camiones con basura, lo que está fuera de sus atribuciones y fuera de sus manos.

“A mí me corresponde vigilar la correcta operación de una planta de transferencia que hemos usado por meses en La Piedrera, sitio donde no puedo permitir que ingresen las familias a realizar pepena de los desechos, porque así está estipulado en los permisos temporales que me otorgó la autoridad en materia ambiental de Jalisco. Permitir que ellos ingresen a hacer la pepena en esta planta de transferencia, agravaría aún más la crisis que tenemos en el municipio por el tema de la basura, pues implicaría que las autoridades ambientales nos cerraran el sitio y no podríamos hacer las labores para llevar la basura a su destino final, que es un vertedero que cumple con todos los requisitos legales y ambientales que se exigen.

En mis facultades sí está gestionar y entregar algunos apoyos para esas familias, como despensas, pero estos recursos son limitados y deben también servir a otras personas del municipio que también tienen necesidades similares de apoyo”, anotó.

“Además, las personas que ahora viven esta falta de trabajo, padecen por lo que han dejado de lado otros gobiernos municipales, que durante años enviaron a Tonalá sus desechos y deberían ser corresponsables de la solución del conflicto”, manifestó.

El primer edil tonalteca aseveró que la solución la deben construir todos los gobiernos municipales que durante años favorecieron a que los pepenadores mantuvieran esta labor, y aseguró que deben estar acompañados de los gobiernos estatal y federal, “que son los que poseen mayores recursos económicos para poder hacer frente a proyectos que les permita a estas personas encontrar una nueva forma de ganarse la vida”.

Sergio Chávez reiteró su solidaridad con las familias, dijo que entiende su malestar, pero sostuvo que no está en sus manos que retomen sus trabajos. “Lo que está en mis manos es gestionar una solución con el resto de los gobiernos y en ello estoy trabajando”.

Por Elizabeth Rivera Avelar

https://x.com/ElyRiveraAvelar?t=dqCyYg9wnjxOhv0Yi8rHBQ&s=09 @elyriveraavelar