Toma protesta nueva alcaldesa de Tlaquepaque, pese a que elección podría anularse

A pesar de que la elección de Tlaquepaque está en riesgo de ser anulada, la alcaldesa electa emanada de Movimiento Ciudadano, Mirna Citlalli Amaya de Luna, tomó protesta este jueves junto con buena parte de los regidores y regidoras que buscan integrar el Ayuntamiento.

Sin embargo, este mismo jueves se discute en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) la posibilidad de anular los resultados de la elección y convocar a una nueva votación, debido a que el cardenal Juan Sandoval Íñiguez intervino en la elección.

Al respecto, Citlalli Amaya prefirió festejar y dejar el tema en manos del TEPJF.

«Muy contenta, muy emocionada, con una gran responsabilidad, un gran compromiso de no fallarle a la gente de Tlaquepaque; serán los tribunales a los que les toque resolver, a mí me toca disfrutar este momento como su próxima presidenta municipal, aquí está mi abogado, cualquier cosa que tenga que ver con el proceso aquí se los puede aclarar; me siento totalmente segura, el proceso ya ha sido largo, hay varias impugnaciones, hay varias resoluciones y el fallo está ahí, la gente ya decidió y que viva la democracia».

La ex presidenta municipal de Tlaquepaque, María Elena Limón, respaldó a su sucesora Citlalli Amaya durante el evento protocolario de toma de protesta, a las cinco de la tarde de este jueves, en el Centro Cultural El Refugio.

Hasta el momento, la mayoría de los magistrados del Tribunal Electoral se han pronunciado a favor de anular la elección, al considerar que el cardenal Sandoval cometió una falta grave a la Constitución y por la mínima diferencia entre Citlalli Amaya y el candidato de Morena, Alberto Maldonado, sería determinante la intervención del prelado en el resultado.

Citlalli Amaya convocó a la primera sesión de Ayuntamiento a las siete de la mañana de este viernes, a pesar de que todavía no está resuelta la validez de la elección.

En caso de que se anule, el Congreso de Jalisco deberá nombrar un Consejo Municipal integrado por ciudadanos de Tlaquepaque que gobernarían en tanto se convoca a una nueva elección y la población elige un nuevo Ayuntamiento, situación que también ocurre en Jilotlán de los Dolores, municipio jalisciense donde se anuló la elección.