Situación económica y psicológica de adultos mayores empeorará tras pandemia, aseguran expertos

La situación económica y psicológica de las personas adultas mayores en México, se agravará con la pandemia de COVID-19, aseguró el presidente del Colegio de Profesionales de la Psicología, José de Jesús Gutiérrez Rodríguez.

«La situación económica del adulto mayor, yo la sigo viendo muy, muy complicada, sobre todo porque no tiene resuelto un ingreso que les permita resolver muchas de sus necesidades, por ejemplo de salud», expresó.

Gutiérrez Rodríguez señaló que los servicios públicos de salud no están resolviendo los problemas de salud de las personas mayores de 60 años, porque hay escasez de materiales y medicinas.

Dijo que hablar de adulto mayor, por lo general, es hablar de pobreza, aunque en últimos años el Gobierno Federal implementó las pensiones para los adultos mayores, la cual «es una cantidad que sí les ayuda, pero no les resuelve su problema económico de fondo».

El psicólogo mencionó que con la pandemia el costo de diversos productos subió significativamente, «de tal manera que se va a comer el aumento de la pensión de los adultos mayores, que vendrá el próximo mes».

El experto en salud mental dijo que actualmente no hay programas gubernamentales que mantengan activos a los adultos mayores y que les permitan mantenerse motivados, y adelantó que los problemas psicológicos de las personas adultas mayores se van a agudizar.

«Con el trabajo en casa de los hijos y los estudios en casa de los nietos, pues ya no los van a tener cerca, eso los manda a una situación de aislamiento, y la calidad de vida del adulto mayor seguirá siendo precaria y de mucho olvido, que no resuelve de fondo sus necesidades y problemas», apuntó.

Agregó que se requiere el desarrollo de una política pública integral, para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, incluyendo un programa psicológico que les ayude a convivir, mantenerse activos, sentirse útiles y a desarrollar un espíritu creativo.

«El panorama es muy complicado, sigue siendo un sector poblacional descuidado, e inclusive hay que recordar que muchos adultos mayores se contagiaron y desarrollaron la COVID-19, y esto incrementa la probabilidad de desarrollar trastornos cerebrales y aumenta en la posibilidad de padecer demencia», anotó.

Las autoridades, dijo, tampoco han brindado un esquema de apoyo que le permita a las familias dar una buena atención de los adultos mayores.

Elizabeth Rivera Avelar