Sin avances en investigación sobre las cuatro adolescentes desaparecidas; Fiscalía dice que se fugaron del albergue por «no estar cómodas»

Las cuatro adolescentes que están desaparecidas desde el pasado miércoles 29 de diciembre, tenían un mes planeando cómo escapar del albergue «Fortaleza de Vida», en la colonia Del Sur de Guadalajara, porque no se sentían cómodas, aseguró la Fiscal Especial de Personas Desaparecidas, Blanca Trujillo Cuevas.

«En este asunto, hemos estado trabajando de manera permanente en cuanto tuvimos conocimiento de que se habían escapado estas adolescentes de este albergue; de los actos de investigación que se han desarrollado, hasta el momento se advierte que ellas ya venían poniéndose de acuerdo desde el mes pasado para salirse de ahí, porque no estaban cómodas, y seguimos trabajando en su búsqueda y localización».

La Fiscal no informó de más avances de investigación y labores de búsqueda para localizar a Ximena Noemí Ramírez López, Nadia Noemí Aguilar Dávalos, Diana Rubí Toscano Becerra y Elizabeth González Aroche, adolescentes de entre 13 y 17 años que están bajo la tutela del DIF Jalisco, dependencia que las envió al centro de rehabilitación Fortaleza de Vida, con el cual mantiene un convenio por el que paga 6 mil 500 pesos mensuales por adolescente internada.

De acuerdo con expertos como Ricardo Fletes, el internamiento de menores de edad bajo representación de las autoridades debe ser la última opción, ante las afectaciones para el desarrollo de niñas, niños y adolescentes. Por ello, las leyes y convenios internacionales señalan que debe apoyarse a las familias para que regresen a vivir entre sus seres queridos, en lugar de pasar por años al interior de albergues y casas hogar, como es el caso de las adolescentes desaparecidas.

José Toral