Realizan altar de muertos en memoria de «espacios públicos extintos»

Integrantes de colectivos en pro de la defensa del medio ambiente y de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) instalaron un altar de Día de Muertos, frente al edificio de la Presidencia Municipal de Guadalajara. Buscan recordar los ‘espacios públicos de la ciudad que perecieron’ por los intereses inmobiliarios, y en recuerdo de las defensoras y los defensores medioambientales que han perdido la vida, indicó el representante de la organización estudiantil, Javier Armenta Araiza.

«Visibilizamos los diferentes niveles que están detrás de este gran ecocidio qué está pasando en la ciudad, la tala clandestina, los depredadores de la ciudad, el mal manejo forestal, el tema del muérdago; los árboles milenarios, que si bien no es una causa, si es algo que no se está tomando en cuenta, el significado y símbolo de los árboles, como el que está en el Templo de San Francisco, allá en Huentitán El Bajo», expresó.

Armenta Araiza agregó que esperan que el presidente municipal de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro, se dé la oportunidad de atender a los vecinos de Huentitán y a los colectivos, para poner un alto a los proyectos inmobiliarios que depredan el medio ambiente.

“Ante la omisión del alcalde Pablo Lemus, decidimos hacer un altar en memoria de los árboles caídos de la ciudad, y de las defensoras y defensores del medio ambiente que han perdido la vida. Se busca recordar los espacios públicos de la ciudad que han perecido a consecuencia de la mafia inmobiliaria, durante administraciones corruptas que han sometido el porvenir de Jalisco», añadió.

En la colocación del altar participaron colectivos que integran a la red de resistencia por el medio ambiente, estudiantes de la Universidad de Guadalajara (UdeG), «Únete Huentitán», El Retiro, Jardines de la Paz, colonia Echeverría y de la Asociación Jalisciense de Derecho Ambiental, quienes exigieron que las autoridades dejen de ser omisas ante las situaciones que comprometen el futuro sustentable y el derecho a un medio ambiente sano.

Elizabeth Rivera Avelar