¿Qué tienen que ver el mundo automotriz con las luces de bengala?

 

@alejandroherreraa17

cazadores reutilizando lo que sale de lo esmerilado de los discos de auto para luces de vengala#Tiktok #fyp #iztapalapa #cdmx #viral#frenos#Mexico

♬ The Final Countdown (Originally Performed by Europe) [Instrumental Version] – Hit The Button Karaoke

Hay muy pocos niños que no se hayan quedado mirando fascinados una luz de bengala. Estas barritas compuestas por un alambre embadurnado en una pasta de color gris oscuro le dan el toque alegre a muchas fiestas, pero ¿De qué están hechas? Aquí te dejamos el enlace a un reportaje de hace varios años de cómo trabajan los artesanos.

 

 

En realidad, las luces de bengala o “estrellitas” como se las denomina en muchos lugares se basan en una reacción química muy básica para la que solo hace falta un combustible metálico y un oxidante. En el caso de las bengalas, ese combustible suele ser polvo de hierro, aunque a veces se utilizan otros metales como el aluminio o incluso el titanio. El oxidante es nitrato de potasio, y todo ello se amalgama mediante un derivado del almidón llamado dextrina.

¿Por qué esos ingredientes? Todos tienen su sentido. La reacción química la inicia el oxidante al aplicar calor, y no es muy diferente a la de un explosivo pirotécnico, solo que en este caso no está confinado en un recipiente a presión, por lo que no explosiona. Al aplicar una llama a la mezcla, se libera oxígeno que oxida el metal y hace aumentar aún más la temperatura, encendiendo las partículas cercanas y extendiendo la reacción. Las chispas no son otra cosa que las finas partículas de hierro que salen disparadas y se consumen en al aire por efecto del calor.

Y su pilón aquí se los dejamos.