Protestan en Ayotlán por contaminación del agua con vinazas que se descargan desde una supuesta planta de tratamiento

A causa de la contaminación del agua con vinanzas, por parte de una empresa de tratamiento asentada en Ayotlán, en la región Ciénega, ya murieron toneladas de peces en la presa San Onofre, se secaron decenas de árboles sabinos centenarios y han sido afectados los pozos que abastecen a la población, denunciaron en una manifestación a lo largo de este miércoles alrededor de 50 habitantes del municipio, señala el poblador Sergio Olmos.

«Desde que iniciaron esta dizque planta tratadora, pero no es una planta tratadora, ya no les cupo el desecho de aquí, la mugre, y se salió al río y fue cuando hizo la mortandad de peces en la presa; pero el problema está abajo de la tierra, no encima de la tierra, se están infiltrando (las vinazas), es una zona porosa la tierra, si tuviera la membrana que ocupa o fuera una tratadora, en realidad no tuviéramos problema porque nos dejarían ir agua limpia, el problema es que nos la dejan ir sin tratar, no es una tratadora, es una olla perforada nada más; (la contaminación) se va hacia los mantos acuíferos, Ayotlán es riquísimo en agua, ¿pero ahora qué calidad de agua vamos a tener?».

Líder Informativo pudo corroborar junto con pobladores que la empresa responsable de dar tratamiento a las vinazas, residuos contaminantes de la producción de tequila, en realidad las acumula en una fosa que no tiene membrana plástica, por lo que pueden infiltrarse hacia el subsuelo, además de quedar visible la muerte de decenas de árboles a la altura de las descargas de la planta.

La empresa señalada por los habitantes, «Tratadora de Aguas Residuales de Los Altos», recibió permisos para operar en Ayotlán desde el año 2008, por parte de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Permiso 56PARN.014.02.01.0245/08) y del Gobierno de Jalisco (Oficio SEMADES 518/4576/2008), y es propiedad de Alejandro Paz Flores y J. Jesús García Puga, según el Registro Público de la Propiedad y el Comercio.

Denuncia SEMADET penalmente ante la FGR

La contaminación de cuerpos de agua es un delito de carácter federal, por lo que la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial de Jalisco (SEMADET) presentó una denuncia penal ante la Fiscalía General de la República por la contaminación del agua con vinazas ocurrida en Ayotlán, que cobró la vida de toneladas de peces en la presa San Onofre, además de afectar decenas de árboles sabinos centenarios y contaminar pozos en la región Ciénega.

A través de una ficha informativa, la autoridad ambiental del estado informó que fueron clausuradas parcialmente las instalaciones de la empresa «Tratadora de Aguas Residuales de Los Altos», y se mantienen visitas de monitoreo incluso durante este mes de mayo por parte de la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente.

Este miércoles, decenas de personas se manifestaron afuera de la planta industrial para denunciar afectaciones al medio ambiente porque la empresa, lejos de dar tratamiento a sustancias contaminantes de las vinazas que genera la producción de tequila en la región, las acumula en una fosa a cielo abierto y ha descargado las vinazas directamente a cuerpos de agua.

Desde el mes de diciembre, SEMADET anunció que trabajaría en conjunto con otras dependencias estatales y federales para atender la contaminación que genera la planta; en 2018 ya había sido clausurada la tratadora, pero actualmente sigue recibiendo diariamente pipas cargadas con miles de litros de vinazas contaminantes.

José Toral