Proponen sustituir las figuras de plástico de la Rosca de Reyes, con obras de artesanos de Tonalá y Tlaquepaque

La deliciosa tradición de la rosca de reyes se transforma, y desde Jalisco se lanza la iniciativa para suplir los muñequitos de plástico, con obras de artesanos de Tonalá y San Pedro Tlaquepaque, que puedan conservarse en los hogares, anunció el secretario de Desarrollo Económico, Roberto Arechederra Pacheco.

“Rosca con Causa, con el cual se vinculó a artesanos de Tonalá y Tlaquepaque con panaderías para que este 6 de enero los jaliscienses podamos degustar y tener en nuestros hogares, además de la tradicional rosca de reyes, una artesanía típica del estado, promover la cultura de Jalisco a través de las artesanías es clave para que demos a conocer las tradiciones y las costumbres de nuestra entidad, además de lograr posicionar en el mercado nacional, y por qué no, también internacional a las y los artesanos jaliscienses.”

Buscan impulsar la economía local

El proyecto de Rosca con Causa para desplazar al muñequito de plástico de las rocas de reyes y reemplazarlo con una creación artesanal de barro, busca salvaguardar y rescatar la cultura, las tradiciones, e impulsar la economía de las panaderías y los artesanos de Tonalá y San Pedro Tlaquepaque, afirmó la directora de Fomento Artesanal de SEDECO, Margarita Alfaro.

“Tenemos dos tipos de monitos, uno en barro bruñido, que fue elaborado por el artesano Ángel Santos, y el otro es un nacimiento de unas piezas de cerámica de alta temperatura que Érika de la empresa Jícara nos ayudó a elaborar, son productos 100 por ciento hechos a mano en sus talleres, abona al tema cultural, hay que hacer que prevalezcan las tradiciones, hay que hacer que se reconozca la artesanía, también suma en el tema de fortalecimiento económico, en el tema de fomentar el comercio local.”

Las panaderías que estarán utilizando estas piezas artesanales en sus roscas de reyes, son Karmete, Yapa, Pan Nuestro y Bread and Butter. Para esta ocasión se fabricaron un total de dos mil 100 piezas.

Haremy Reyes