• Jue. May 30th, 2024

Proponen modelo de Comunidades Compasivas para cuidados paliativos

Para que la atención del dolor y cuidados paliativos puedan extenderse a todo el estado y el país, especialistas de Jalisco proponen adoptar el modelo de “Comunidades Compasivas” que impulsa la Organización Mundial de la Salud (OMS) y en el cual es fundamental la participación de la sociedad civil organizada, expuso el jefe de la Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos del Hospital General de Occidente, Zoquipan, Guillermo Aréchiga Ornelas.

“Este concepto es nuevo porque la Organización Mundial de la Salud en un deseo de hacer más accesible la información a todos los países, decide retomar el principio fundamental que es la atención comunitaria, privilegiar la participación de la sociedad civil organizada en donde este concepto de comunidad establece que podamos abrirnos a otros elementos que son mayoritarios respecto no solamente a la necesidad a la cual se está sirviendo.”

 La propuesta se presentó en ciclo de conferencias denominado “Comunidades Compasivas: Juntos por los Cuidados Paliativos”, que convocó el Instituto Jalisciense de Alivio al Dolor y Cuidados Paliativos (PALIA) de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), como parte de las actividades de concienciación sobre el tema que impulsa en el mes de octubre.

El especialista comentó que el reto es ampliar el horizonte para llegar a personas en comunidades alejadas, adoptando el modelo de Comunidades Compasivas que ya existe, y cuya base es la participación comunitaria a través de los grupos vecinales, religiosos, familiares, asociaciones civiles, entre otros. Con estas redes de apoyo es posible hacer más efectivo el alivio del dolor de la persona que lo padece y de sus seres queridos cercanos, abundó el especialista.

Aréchiga Ornelas dijo que para lograr construir Comunidades Compasivas es necesario aprovechar el primer círculo de la sociedad mexicana como son familia y amigos. “Cuando va a un sepelio o cuando sabes que alguien está enfermo, hay un sentido solidario producto de una filosofía y antropología social que permea, eso hay que aprovechar, a diferencias de otras culturas que optan por el abandono, la salida rápida y precoz de la familia (hijos) por la supuesta madurez de los 18 años”.

El jefe de Clínica del Dolor y Cuidados Paliativos del HGO propuso educar en esa cultura desde la escuela primaria para enseñar a niñas y niños a ser empáticos y compasivos, con su entorno y con su prójimo, sea compañero de clase, amigo, vecino, familiar.

PALIA ofrece servicios de atención multidisciplinaria médica, social y espiritual, impulsando desde hace 23 años la cultura y promoción de este derecho.

HAREMY REYES