¿Por qué enero es el mes más triste del año?

El mes de enero fue denominado el más triste del año, luego de que un investigador de Reino Unido detectara que en dicho periodo es cuando algunas personas evalúan las metas que no cumplieron el año anterior y otras tienden a desarrollar más situaciones depresivas, indicó el presidente del Colegio de Profesionales de la Psicología del Estado de Jalisco, José de Jesús Gutiérrez Rodríguez.

«Cuando empieza un año nuevo, mucha gente que se hizo propósitos el año anterior, al ver que no se van cumpliendo, se entristece o se deprime. Se propuso que el mes de enero se conmemora el Día Más Triste del Año, que en este caso lo ubicó el tercer lunes de enero. Lo que pasa es que la época de enero, por esta situación de los propósitos o de las frustraciones, en el sentido de las expectativas en el cierre del año, de regalos, de situaciones que nos de deberían provocar mucha felicidad, la persona queda triste o deprimida en extremo», explicó.

El experto en psicología añadió que en el mes de enero están dadas las condiciones sociales y climatológicas, para que las personas desarrollen más trastornos depresivos.

José de Jesús Gutiérrez comentó que un estudio que publicó la Universidad Iberoamericana, detectó que se incrementó 30 por ciento las posibilidades de sufrir trastornos depresivos en la población, por las actuales condiciones de crisis sanitaria y económica por el Covid-19.

«Ya venimos arrastrando una serie de problemas sociales, familiares, personales, que como consecuencia desarrollaban trastornos depresivos, pero a partir de la crisis sanitaria de la COVID-19, esto se vino a recrudecer, por el aislamiento social preventivo, por las pérdidas de empleo, de ingreso, de familiares, de cambios estilo de vida y la incertidumbre de cuando terminará la epidemia», expresó.

Gutiérrez Rodríguez recordó que hay bastante diferencia entre la tristeza y la depresión, detalló que la tristeza le puede suceder a cualquier persona, y más en estos momentos, pero es pasajera o temporal, y no interfiere con las actividades cotidianas, como en el ámbito laboral, escolar o las relaciones interpersonales.

En cambio la depresión afecta significativamente el interés por aquellas actividades que cotidianamente se venían realizando y a las que encontraba cierta satisfacción, se puede recurrir a aislarse, sentir que la vida no vale la pena, y generar ideación suicida.

José de Jesús Gutiérrez aconsejó que en el caso de quienes tienen tristeza, identifiquen exactamente qué es lo que les genera ese sentimiento, para que busquen alternativas para satisfacer o mejorar esa situación.

En el Día Mundial de la Lucha Contra la Depresión, el psicólogo recomendó buscar ayuda profesional para quienes están deprimidos.

«Muchas personas están deprimidas o están desarrollando trastornos de ansiedad y no tienen la actitud de buscar ayuda profesional, en muchos casos porque no hemos logrado desestigmatizar los problemas de salud mental», indicó.

José de Jesús Gutiérrez apercibió que si las personas deprimidas no se atienden, afectarán su calidad de vida, pudiendo impactar negativamente su situación laboral, académica, o de relaciones interpersonales, y deben reconocer que tienen derecho a la atención profesional.

Elizabeth Rivera Avelar