Piden rehabilitar escuela primaria de más de 100 años de antigüedad

Madres y padres de familia de la Escuela Primaria «Galeana», piden a las autoridades municipales, estatales y educativas que rehabiliten el plantel, ya que algunos de los techos están en riesgo de colapsar. Señalan que dos salones tienen dictamen de inhabitabilidad por parte de Protección Civil, por lo que dos grupos de 50 alumnos aún no tienen clases.

Gloria Hernández, quien es madre de tres alumnos, una niña de primero y dos niños de segundo grado, señaló que requieren de personal especializado para hacer las reparaciones, pues las vigas de madera están infectadas de termitas.

«Se cayó una viga, las vigas son de madera, es un edificio ya antiguo, entonces ya es como que una alerta de que sí ya se cayó una una viga, probablemente puedan seguirse cayendo las demás o incluso caer dentro de los salones, y pues están nuestros niños y pues es la integridad de nuestros niños, de los maestros, entonces pues sí es como que una alerta y no queremos que vaya a pasar a mayores», expresó.

La madre de los estudiantes refirió que han hecho oficios dirigidos a la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) en los que piden la reparación del inmueble, pero hasta el momento no han recibido respuesta positiva.

Blanca Leaño, madre de familia quién tiene a un hijo en segundo grado, manifestó que los padres de familia efectúan tareas de limpieza profunda, pero no pueden hacer trabajos de fondo.

«Nosotros nos hemos involucrado en venir a hacer limpieza profunda y nos hemos dado cuenta realmente que limpiamos un pedacito y está como aserrín, tenemos el problema de las termitas. Entonces sí pedimos por favor que volteen a vernos, porque ya pasó algo, un accidente, entonces de verdad creo que es una llamada atención; no hay que esperar a que le caiga la viga un niño o algo, y de verdad haya algo que lamentar, entonces por eso es que pedimos apoyo», añadió.

La primaria «Galeana» tiene una antigüedad de casi 100 años, fue mesón, hospital y convento antes de ser escuela. Como plantel educativo tiene alrededor de 70 años, está protegida por el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), y se ubica en el barrio de las Nueve Esquinas.

En total, el plantel tiene 6 grupos, la matrícula general es de 150 alumnos, y debido a los daños en la infraestructura, sólo 100 alumnos de 4 grupos tienen clases en el aula, y alrededor de 50, de dos grupos, no reciben educación presencial.

Elizabeth Rivera Avelar