Piden reforzar prohibición de plaguicidas tóxicos como el glifosato, ante afectación para la salud de menores de edad

La prohibición del plaguicida glifosato en México es positiva, explica el investigador de la Universidad de Guadalajara, Humberto González, quien formó parte de un grupo de académicos que encontró glifosato en la orina de menores de edad de poblaciones rurales en Autlán, pese a las consecuencias dañinas de la sustancia.

«Los efectos inmediatos del glifosato son irritaciones en la piel, ojos y garganta, cólicos abdominales, ansiedad, dificultades respiratorias, náuseas, vómitos, diarreas, o debilidades, pero los efectos crónicos, es probable generador de cáncer, también alterador del equilibrio hormonal, en el caso de los niños es algo preocupante; también se ha encontrado una correlación entre (la enfermedad de) Parkinson y glifosato».

A finales de 2020, el Gobierno de México publicó un decreto que ordena revocar y no otorgar nuevos permisos para la importación del glifosato, hasta su erradicación en 2024, al ser considerada una sustancia tóxica, sin embargo, el académico pide ampliar el decreto para incluir otros agroquímicos que causan daños a la salud de la población, especialmente de menores de edad.

El glifosato fue creado por la empresa Monsanto en los años setenta, como un producto que elimina malezas y hierbas en plantíos que utilizan semillas adaptadas para resistir el químico, sin embargo, en el año 2000 venció su patente y desde entonces el glifosato es utilizado por múltiples empresas para generar herbicidas, a pesar de que desde 2015 la Organización Mundial de la Salud clasificó a la sustancia como probable cancerígeno en seres humanos.

José Toral