Piden aumentar los impuestos al consumo del tabaco en México

Asociaciones que promueven la salud demandan que los legisladores federales incrementen el impuesto que se cobra en la compra de los cigarros para desincentivar su uso y aminorar los efectos del Covid-19. La asesora económica de la organización Salud Justa Mx, Belén Sáenz de Miera sostuvo que de aumentar 50% el gravamen podría llegar a evitar más de 49,357 muertes, 121,932 infartos, 12,298 nuevos cánceres y 55,418 accidentes cerebrovasculares (ACV) en un plazo de diez años, y aun así el precio de los cigarros continuaría siendo bajo para los estándares internacionales.

«El congreso tiene una oportunidad única para salvar vidas, para reducir el gasto en salud, alcanzar las metas de la agenda 2030, para coadyuvar a superar la crisis económica y social que está provocada por la pandemia de Covid. Hemos escuchado las amenazas habituales sobre pérdida de empleo y contrabando sin datos que la sustenten, incluso hemos escuchado frases como no se puede estimar o no tenemos un dato exacto; nosotros sí tenemos evidencia científica que respalda los beneficios que tendría implementar estas reformas. Esperamos que los legisladores tomen en cuenta toda esta evidencia para legislar a favor de la salud de las y los mexicanos», apuntó.

La profesora-investigadora en la Universidad Autónoma de Baja California Sur comentó que la medida podría evitar que el Estado gaste más de 300 mil millones, cifra derivada del ahorro en gastos sanitarios, costos de productividad laboral, costos de cuidadores y del aumento en la recaudación impositiva.

Belén Sáenz de Miera destacó que las políticas públicas aplicadas en México para disminuir el consumo de tabaco aún están lejos de las recomendadas por organismos internacionales en materia de salud.

“Según los resultados actualizados de un indicador del Centro de Políticas de Salud de la Universidad de Illinois Chicago para evaluar la política fiscal aplicada a los productos de tabaco en el mundo, en una escala del 1 al 5, la calificación de México fue de 2.38. Esto es ligeramente arriba del promedio mundial (2.28), pero menor al promedio de la región (2.45) y muy por debajo de los países con mejor desempeño (4.63), lo cual nos dice que aún es necesario avanzar en esta política fiscal para lograr reducir el tabaquismo en el país», expresó.

Los productos de tabaco en México están gravados con el IEPS y el IVA. El primero es de 160% y el otro es de 0.35 por cigarrillo.

El director de Salud Justa Mx, Erick Antonio Ochoa, resaltó la importancia de desmotivar el hábito de fumar tabaco ante la pandemia de Covid-19.

“No será fácil recuperarnos de la crisis económica provocada por Covid-19, por tal motivo, es preciso que se considere aumentar el impuesto al tabaco. Esta política fiscal por un lado ayudaría a reducir el consumo de tabaco en el país además de ayudarnos a recaudar más para contribuir a la recuperación del sistema de salud” finalizó.

La organización Salud Justa Mx resaltó que el tabaquismo es la primera causa de muerte prevenible a nivel mundial. En México, fumar mata anualmente a 63,200 personas y cuesta más de 116 mil millones por año para la atención médica en hospitales y centros de salud de las patologías que provoca, incluyendo cánceres, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) y afecciones cardiovasculares. Los datos provienen de un estudio de modelado matemático realizado por el Instituto de Efectividad Clínica y Sanitaria (IECS) en conjunto con otras organizaciones como lo es Salud Justa Mx.

La asociación sostuvo que según datos de la Organización Mundial de la Salud, el impuesto al tabaco es la medida más costo-efectiva para reducir el tabaquismo, además de que el dinero recaudado podría destinarse al sector salud, el cual está colapsando después de la pandemia provocada por el COVID-19. En México se gastan más de 116 millones por año en la atención de las enfermedades relacionadas al consumo del tabaco, lo cual representa el 9.3% del total de gasto anual en salud.

Elizabeth Rivera.