Pese al anuncio del Papa Francisco sobre apoyar la unión civil de parejas del mismo sexo, aún existe discriminación por parte de la Iglesia, lamenta CODISE

Hay poco que festejar en el anuncio del Papa Francisco de que la Iglesia Católica debe apoyar los enlaces civiles entre parejas del mismo sexo, porque prevalece la desigualdad, discriminación y violencia, además de que no lo reconocen como matrimonio, afirmó el presidente de Cohesión de Diversidades para la Sustentabilidad (CODISE), Leonardo Espinoza.

“Están en contra de la igualdad de derechos, porque por más que nos adornen las cosas, el asunto es que no quieren que las personas tengan los mismos derechos. Se está abriendo este escenario de conversación que es muy útil y que sí funciona, en el cual los propios integrantes de la Iglesia Católica se tienen que cuestionar estos dogmas de la doctrina que no han cambiado, el Papa no ha cambiado la doctrina católica que habla sobre el matrimonio, saldrán muchos otros representantes de la Iglesia Católica a decir que eso no es lo que el Papa quiso decir.”

El presidente de CODISE lamentó que prevalece la postura de no querer llamar matrimonio a la unión de dos personas del mismo sexo, de modo, que la discriminación continúa.

Sin embargo, afirma que tampoco se trata de ser aguafiestas, y considera que es buen momento para aprovechar las palabras del Papa Francisco y poner en la mesa de discusión este tema, para que en México ya sean reconocidas las familias diversas.

Explicó que Cohesión de Diversidades para la Sustentabilidad es una asociación civil laica, y que por lo mismo tienen integrantes de diferentes religiones, y aunque no suelen meterse en temas religiosos, sí puede ser oportuno cuestionarse qué tanto nos sentimos representados por la Iglesia a la que pertenecemos cada uno, porque al seguir marcando diferencias, fomentan la cultura de odio.

Haremy Reyes