Pandemia de COVID-19 incrementó el propósito de dejar de fumar

La pandemia de COVID-19 aumentó el interés de los fumadores en dejar esa adicción, informó la responsable de la Clínica Para Dejar de Fumar del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS), Fabiola Macías Espinoza.

«Ante la pandemia, ha aumentado el nivel de atención, es decir, personas que han querido dejar de fumar, esta situación de la pandemia ha permitido que puedan reflexionar sobre la situación del tabaquismo y sobre todo porque estar en un espacio cerrado, implica que pueda haber más contacto con la familia y tener mayor cantidad de fumadores pasivos», apuntó.

En el marco de la conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco, México se fijó la meta de que un millón de personas dejen de fumar. La también coordinadora de la Maestría en Psicología de la Salud, señaló que una opción local que ayuda a conseguir este propósito es la Clínica Para Dejar de Fumar del CUCS, servicio gratuito que incluye tratamiento psicológico y farmacológico.

La clínica está a un costado del Hospital Civil Nuevo y del edificio de la Escuela de Enfermería, por la calle Sierra Nevada, en la parte alta de la Clínica de Rehabilitación y Terapia Respiratoria. El horario de atención es de lunes a viernes, de 10:00 de la mañana a 05:00 de la tarde; el teléfono es 1058 5200, en la extensión 33857, y el correo: tabaquismocucs@gmail.com.

«Ante la pandemia, tuvimos que hacer una transición, ahorita estamos brindando atención de manera virtual. El tratamiento es 100 por ciento gratuito», expresó.

Durante 2021, han atendido a 10 personas, de las cuales 8 han sido dadas de alta, debido a que lograron la abstinencia o una disminución importante en el consumo, de una o dos cajetillas diarias a dos cigarros al día en promedio.

Este año el eslogan de la campaña mundial es «Comprometerse a dejar de fumar», en ese sentido, se han efectuado varios estrategias, indicó la psicóloga adscrita al Departamento de Investigación en Tabaquismo y EPOC del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias «Ismael Cosío Villegas», y miembro activo del Comité Interinstitucional Para la Lucha Contra el Tabaco, Andrea Hernández Pérez.

Con el auspicio de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estableció un proyecto para motivar a las personas a acercarse al tratamiento remoto para dejar el consumo de tabaco, que ofrece la Línea de la Vida de CONADIC en México, cuyo número es el 800 911 2000.

«El objetivo de este proyecto es implementar un programa a nivel nacional, en el contexto de la pandemia de COVID-19. La intención es que se promueva la cesación tabáquica, la atención es a distancia a través de seguimiento de consumidores de tabaco, mediante el Centro Especializado de Orientación y atención remota en adicciones de la Línea de la Vida», declaró.

Andrea Hernández comentó que se calcula que 780 millones de personas en todo el mundo refieren que quieren dejar de fumar, sin embargo, solo 30 por ciento tienen acceso a herramientas que les pueden ayudar a hacerlo. Añadió que sin el apoyo para dejar de fumar, solo 4 por ciento de los intentos para dejar de fumar tendrán éxito.

«Algunos de los ejes centrales, es precisamente comprometerse a dejar el tabaco, crear entornos más saludables que sean propicios para dejar de fumar, abonar a las políticas públicas para la cesación de tabaco, así como el aumento a los accesos del servicio de cesación, y crear conciencia sobre las tácticas de la industria tabacalera», explicó.

Por su parte, el responsable del Departamento de Investigación en Tabaquismo y EPOC del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias «Ismael Cosío Villegas», y presidente del Comité Interinstitucional para la Lucha Contra el Tabaco, Rogelio Pérez Padilla, manifestó que en México se calcula que cada año mueren 60 mil personas relacionadas con el consumo de tabaco; 10 mil mueren a causa de tabaquismo pasivo. Añadió que el tabaquismo es la mayor causa de muerte del siglo XX y 50 por ciento de los fumadores mueren en forma prematura, pues fumar quita en promedio de 10 a 11 años de vida.

Destacó que en el humo del tabaco hay 7 mil sustancias químicas; 69 son cancerígenos conocidos, por lo que el tabaquismo causa el 30 por ciento de los cánceres.

En México hay 13 millones de fumadores, lo que equivale al 17.2 por ciento de la población, mientras que en Jalisco son 900 mil consumidores.

Las principales causas de muerte en el mundo por el tabaco son por isquemia miocárdica, infarto, cáncer de pulmón y otros, accidentes vasculares cerebrales e infección respiratoria aguda. Los fumadores son más propensos a contraer influenza, y prácticamente se duplica el riesgo de padecer coronavirus grave.

El tabaquismo provoca 8 millones de muertes en el mundo. Derivado del COVID-19m hasta el momento se han registrado 3.5 millones de fallecimientos a escala mundial.

Elizabeth Rivera Avelar