Norma que evitará abusos por parte de colegios, entrará en vigor a partir de octubre

En octubre entrará en vigor la Norma Oficial Mexicana (NOM), 237, que regulará a los colegios. Uno de los objetivos es evitar que las instituciones educativas privadas, abusen o efectúen cobros extras, informó el titular de la Unidad de Normatividad, Competitividad y Competencia de la Secretaría de Economía Federal, Jesús Cantú Escalante.

“Entre algunos objetivos de la norma, está evitar que los prestadores de éstos establezcan cobros injustificados o innecesarios durante el ciclo escolar, sin previa autorización de los usuarios del servicio, ni obligarlos a contratar servicios adicionales para la acreditación de los planes y programas de estudio, en cuyo caso estos serán proporcionados sin costo”, explicó.

En estos momentos este proyecto de Norma Oficial Mexicana (NOM), 237, está en análisis, ya se publicó hace unos meses en el Diario Oficial de la Federación. Ahora se harán mesas de consulta con los involucrados.

El funcionario del Gobierno Federal puntualizó que lo que se pretende es que todos los participantes tengan claridad, y que las instituciones educativas cumplan con lo que ofrecen.

Descartó que se busque establecer nuevas obligaciones, sino que se trata de clarificar las obligaciones que ya tienen los prestadores de estos servicios, por lo que, por ejemplo, la Secretaría de Educación Pública mantendrá las atribuciones que actualmente tiene sobre la regularización de la parte académica.

Jesús Cantú expuso que se detallarán las disposiciones a las que se sujetarán los particulares que presten servicios educativos, pues se busca que las escuelas respeten lo que firman con los padres de familia.

El proyecto de Norma Oficial Mexicana PROY-NOM-237-SE-2020 establece que tiene como finalidad establecer los derechos de los consumidores que contraten dichos servicios, así como procurar la equidad en las relaciones, entre proveedores y consumidores, brindando certeza y seguridad jurídica.

Añade que las actividades reguladas por este Proyecto de Norma Oficial Mexicana, se interpretarán y aplicarán bajo los principios de equidad, certeza, buena fe y seguridad jurídica, en las relaciones entre proveedores y consumidores.

«Se debe salvaguardar el derecho a la educación de los educandos, con la finalidad de no afectar por causas económicas o comerciales, la continuidad de sus estudios y la certificación de los estudios realizados», indica el documento.

La norma será de observancia general para los proveedores que presten servicios educativos por instituciones particulares, en los diferentes tipos, niveles, modalidades y opciones educativas, a través de una contraprestación económica.

Elizabeth Rivera Avelar