Niega FGR investigar desapariciones forzadas de Fiscalía de Jalisco durante protestas por Giovanni López

EUM20200606SOC32.JPG GUADALAJARA, Jal. Protest/Protesta-Giovanni.- 6 de junio de 2020. Uno de los detenidos en las protestas por la muerte de Giovanni López, relata que a las 17:30 horas comenzaron a llegar camionetas sin placas con encapuchados, quienes empezaron a llevarse a algunos de los que intentaban organizar la manifestación. Foto: Agencia EL UNIVERSAL/EELG

 

La Fiscalía General de la República (FGR) negó haber abierto una investigación sobre las desapariciones forzadas cometidas por agentes estatales el 5 de junio contra decenas de personas, en medio de las protestas por el asesinato del joven Giovanni López en Ixtlahuacán de los Membrillos.

A diferencia de lo declarado por el Fiscal de Jalisco, Gerardo Octavio Solís Gómez, la FGR rechazó haber atraído la investigación del caso y tener abierta alguna carpeta de investigación sobre el tema, según una respuesta oficial a una solicitud de transparencia realizada por el periodista Luis Herrera, de Reporte Índigo.

«No se encontraron registros de carpetas de investigación iniciadas, por la atracción sobre el caso de las presuntas desapariciones forzadas y/o detenciones ilegales cometidas por agentes de la Fiscalía de Jalisco el 5 de junio de 2020», respondió la dependencia mediante el oficio FGR/UTAG/DG/004725/2020.

De acuerdo con un informe especial de la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco, el 5 de junio hubo al menos 60 y hasta 80 personas, entre estudiantes, profesionistas y maestros, que fueron privadas ilegalmente de su libertad y fueron víctimas de desaparición forzada, agresiones físicas, psicológicas y de robo, al parecer por policías investigadores del estado armados con palos, tubos, armas de fuego y armas blancas, quienes impidieron a las víctimas participar en la manifestación al someterlas y llevarlas a las instalaciones de la Fiscalía del Estado.

Una vez ahí, las víctimas fueron ingresadas a una especie de jaula metálica, y tras recibir amenazas, las trasladaron a diferentes puntos de la zona metropolitana de Guadalajara.

Por los hechos, el organismo inició 15 quejas, pero finalmente la indagatoria fue atraída por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, sin que hasta el momento se hubieran emitido avances o recomendaciones al respecto.