México está envejeciendo y no estamos preparados para ello: CNDH.

0
Foto: El Informador.

Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, advirtió que México está envejeciendo y no estamos preparados para ello, señalando que las personas mayores son uno de los sectores de la sociedad, cuyas condiciones y características, los colocan en un mayor estado de vulnerabilidad de que sus derechos sean violentados o no sean vigentes.

Al encabezar la presentación del informe especial sobre la situación de los derechos humanos de las personas mayores en México, expresó que pese al importante crecimiento que en los últimos años ha tenido la población de adultos mayores en nuestro país, al pasar de 6.8 millones de personas en 2006, a un estimado de casi 13 millones, cerca del 10% de la población sigue siendo víctima de violencia familiar, prejuicios y estigmas que los discriminan, enfrentando condiciones de pobreza y marginalidad.

Asimismo recalcó que el Informe Especial persigue tres objetivos particulares: primero, ser una herramienta de consulta para los sectores público, social y privado a través del cual pueden conocer de manera puntual aspectos de la vida de las personas mayores que ameritan una intervención activa y propositiva por parte de cada uno de ellos.

Segundo, servir de punto de partida para efectuar diagnósticos o estudios sobre el tema enfocados a uno o varios derechos, o bien, a la situación de un grupo de personas mayores en concreto; y tercero, ofrecer evidencias que contribuyan al diseño de estrategias, planes y políticas públicas con perspectiva de derechos, y que incorporen los principios de igualdad, no discriminación, atención preferencial y transversalidad de los derechos de las personas mayores.

González Pérez añadió que es necesario invertir y distribuir recursos suficientes para fortalecer las acciones de formación de capital humano especializado en atención de la población mayor; investigación geriátrica y gerontológica; infraestructura de servicios públicos y en acciones encaminadas a promover la preparación para la vejez de los sectores más jóvenes de la sociedad.

“No existe una conciencia plena en la sociedad sobre la necesidad de prepararse para envejecer, ni en el sentido de asumir y prever las consecuencias de los procesos de envejecimiento de las demás personas en nuestros círculos familiares y sociales, por lo que es preciso trabajar en ello”, declaró.

 

Con información de El Occidental.