Magistrado tiene historial de violentador sexual en la UdeG y gozó de protección de rectores: CLADEM

El magistrado con licencia y académico, José de Jesús Covarrubias Dueñas, tiene un historial de ser violentador sexual en la Universidad de Guadalajara (UdeG), que incluye dos casos contra alumnas; uno de hace 42 años, y otro cometido en 2013 y denunciado en 2014. De este último fueron omisos funcionarios de alto nivel de la Universidad, reveló el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres (CLADEM).

La abogada de esta organización, Alejandra Cartagena López dijo que el caso es un claro ejemplo del sistema de encubrimientos sistemáticos en instituciones académicas:

«La impunidad y la protección patriarcal han acompañado a este depredador sexual a lo largo de su vida, como académico, funcionario y ahora en el máximo tribunal de justicia de nuestro estado. La niña que hoy es abusada, no lo es solamente por el magistrado Covarrubias, sino por todo el sistema que ha impedido que las numerosas denuncias penales en contra de su abusador prosperen, y que ha logrado que los numerosos procedimientos iniciados en su contra en la universidad, hubiesen encontrado en el silencio cómplice de sus colegas y de las máximas autoridades universitarias, la impunidad necesaria para que ninguna de las denuncias diera castigo al responsable de las agresiones sexuales sufridas por sus víctimas», expresó.

El hoy magistrado con licencia acosó sexualmente de forma reiterada a una estudiante, en octubre de 2013, cuando él ocupaba el cargo de jefe del Departamento de Derecho Público, de la División de Estudios Jurídicos del Centro y Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH).

La víctima del acoso presentó una denuncia formal, con el respaldo del cuerpo de académicos al entonces rector del CUCSH, Héctor Raúl Solís Gadea, actual vicerrector de la UdeG, quien no actuó y además lo ascendió como director de la División de Estudios Jurídicos de dicho Centro.

Varios profesores respondieron indignados y denunciaron los hechos al entonces rector general de la UdeG, Tonatiuh Bravo Padilla, actual regidor del partido Hagamos en el Ayuntamiento de Guadalajara, quién tampoco tomó acciones al respecto.

El Comité detalló que el caso fue expuesto el martes 27 de mayo de 2014 a las 06:11 de la tarde, por correo electrónico a Bravo Padilla.

«Permiten que depredadores sexuales como Jesús Covarrubias lleguen al máximo cargo en la administración de justicia, a pesar de contar con una historia personal de violentador sexual», manifestó Alejandra Cartagena.

CLADEM ahora pide que la Universidad de Guadalajara, el Congreso del Estado de Jalisco y el Consejo de la Judicatura, ofrezcan una disculpa pública a todas las víctimas del profesor y hoy magistrado con licencia, porque protegieron y permitieron la impunidad.

“A la Universidad de Guadalajara le pedimos que emita una disculpa a todas las víctimas del profesor y magistrado José de Jesús Covarrubias Dueñas, porque sus omisiones permitieron la impunidad y la oportunidad de continuar realizando actos de violencia sexual en contra de mujeres, que ahora se ven materializados en este caso de una niña de 15 años”, expresó Natalia Rojas, representante de CLADEM.

“Al Congreso del Estado de Jalisco y al Consejo de la Judicatura del Poder Judicial del Estado, que ofrezcan una disculpa pública a la menor agraviada, por no hacer una selección adecuada y nombrar como magistrado a un ‘depredador sexual’, al que incluso nombraron presidente del Comité de Ética del máximo tribunal de justicia del estado”, agregó.

El organismo de la sociedad civil sostiene que las disculpas públicas, como un acto de reparación del daño, es lo mínimo que se merecen las víctimas por las omisiones y la complicidad en que incurrió la propia Universidad de Guadalajara.

Este mes se dio a conocer que el magistrado y académico de la UdeG, fue denunciado por abuso sexual infantil en contra de una menor de 15 años de edad.

Elizabeth Rivera Avelar