Los autos de Freddie Mercury

La leyenda del rock Freddie Mercury tuvo una relación bastante cercana con los autos, llegando incluso a convertirse en su otra pasión. El líder de Queen a pesar de no saber manejar tenía una lujosa colección de automóviles conformada por cuatro vehículos. Lo que más llama la atención es que Mercury pese a no saber manejar y no poseer licencia de conducción disfrutaba del mundo automotor. Además contaba con un equipo de tres chóferes quienes conducían sus preciados tesoros.

Rolls-Royce Silver Shadow

Un lujoso auto de color plata fue comprado por la empresa del cantante en el año 1979 y se quedó con el interprete de ‘Bohemian Rhapsody’ hasta el día de su muerte el 24 de noviembre de 1991. Una de las apariciones públicas más famosas del Rolls-Royce Silver Shadow modelo 1974 luego de la muerte del artista, fue en 2002 para el lanzamiento del musical ‘We Will Rock You’. Sin embargo en el año 2013 se subastó en la ciudad inglesa de Birmingham, el carro que de acuerdo con Coys, compañía que vendió el coche, cuenta con un interior de madera en cuero, cristales y trabas eléctricas, radio y un teléfono. El vehículo fue adquirido por un empresario ruso por la suma de 89.700 euros.

Mercedes Benz 420 SEL

 Es considerado por su círculo más cercano como su auto favorito, así que lo utilizaba solo en ciertas ocasiones. Precisamente, esta versión es la más grande del modelo, lo que lo convierte en única como el mismo artista. En 1996, fue vendido en una subasta de la casa inglesa Sotheby’s. Aunque en la actualidad se encuentra en un baldío londinense. Respecto a sus características mecánicas, el auto alemán estaba gestionado por un motor también V8 de 4.200 cc con una potencia de 204 Hp.

Range Rover

Mercury adquirió un Ranger Rover de 1981, un todo terreno con dos puertas y convertible, mediante Spinney Music, empresa que compartía con Jim Beech, manager de Queen. Su primer propietario fue el fanático de los autos, Roger Taylor, encargado de hacerle varios retoques al modelo original. El auto lo obtuvo el músico gracias a un contrato con una disquera.

Evora S Freddie Mercury Edition

El deportivo se realizó en honor a los 65 años del nacimiento del músico como un homenaje póstumo a quien es considerada una de las mejores voces de la historia de la música. El prototipo se subastó con fines benéficos para una ONG que adelantaba investigaciones en torno a la lucha con el VIH. Lo que más llama la atención de su diseño, es que simula la tradicional ropa blanca con líneas rojas y amarillas que usaba el cantante; dos firmas de Freddie Mercury, una en el interior y la otra ubicada en la parte de afuera.