La Expropiación Petrolera

“Pido a la nación entera un respaldo moral y material suficientes para llevar a cabo una resolución tan justificada tan trascendente y tan indispensable”, fue el llamado del presidente Lázaro Cárdenas luego de decretar la Expropiación Petrolera el 18 de marzo 1938.

Con ello, pedía a la población que le ayudara a recaudar fondos para pagar las indemnizaciones que compañías extranjeras le solicitaban por nacionalizar la industria petrolera.

Mientras que en Palacio Nacional alrededor de 200 mil personas entregaban sus donativos, un grupo de mujeres se organizó para realizar la colecta en el Palacio de Bellas Artes.

Se trata del Comité Nacional Femenino Pro Recaudación Económica, que era presidido por Amalia Solórzano, esposa del Presidente, quién invitó a todas las mujeres del país a sumarse a la donación.