La construcción de la democracia mexicana tomó 40 años, y fue una lucha colectiva: Lorenzo Córdova

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE), Lorenzo Córdova Vianello presentó en el Paraninfo «Enrique Díaz de León» de la Universidad de Guadalajara (UdeG) su libro titulado «La democracia no se construyó en un día». Aseguró que esa lucha tomó al menos 40 años y fue colectiva, no de un sólo hombre.

«No busca ser solamente, en este sentido, un recordatorio de lo mucho que nos ha costado construir un sistema electoral confiable, equilibrado, respetuoso de la voluntad popular, en pocas palabras que condensa aquella expresión anglosajona que resume lo que son las elecciones democráticas, es decir, elecciones libres y justas, con independencia de lo mucho que se puede mejorar nuestro sistema electoral, pero que ha sido producto de una ardua historia, de una compleja historia que ha costado incluso sangre como se ha mencionado «, expresó.

Córdova Vianello señaló que la transición es el resultado del esfuerzo de muchas generaciones de mexicanas y mexicanos, desde distintas trincheras, como la política partidista, los parlamentos, la academia, la prensa y la calle.

“Es normal cuando hay alternancias, pero no es un fenómeno mexicano solamente, que quien llega al poder pretenda reescribir la historia, o vender la idea de que con esa alternancia comienza el cambio democrático. Y no estoy hablando de 2018 todavía, así nos ocurrió en el año 2000 con la primera alternancia en la Presidencia de la República, desde la tribuna presidencial se clamó: ‘Finalmente, llegamos a la democracia’. De nueva cuenta, la personalización de la política, como si estos fueran eventos, que son sin duda históricos, pero los eventos que marcan la historia”, comentó.

Detalló que este libro, que también fue coescrito por el periodista Ernesto Núñez Albarrán, asume una perspectiva evolucionista, es decir, que resalta la importancia de 2018, pero no como punto de nacimiento de la democracia, ni como el punto de llegada, sino como una estación más en esa larga odisea.

“El libro asume una postura anticreacionista, una postura evolucionista de la construcción de nuestro sistema democrático. No quiero decir que el 1 de julio de 2018 no haya empezado una nueva etapa de nuestra historia. Ojalá sea una etapa en la que los grandes pendientes nacionales y los problemas de pobreza, corrupción, impunidad, violencia e inseguridad, se resuelvan. Eso lo dirá la historia”, declaró.

El titular del INE apuntó que se debe defender la democracia y a sus instituciones de manera conjunta y colectiva, incluyendo a la institución electoral que ha garantizado transiciones pacíficas en México.

Elizabeth Rivera Avelar