#JuevesDeNostalgia Los Relojes CASIO

 

Prácticamente todo el mundo ha escuchado hablar de Casio, la empresa electrónica de Japón, que calculadoras, relojes e instrumentos musicales. Su nombre oficial es: Casio Computer Co., Ltd. Aun así, pocos saben los detalles de su origen y evolución. Fue fundada en 1957, aunque sus antecedentes se remontan a 1946, cuando su fundador, Tadao Kashio,  estableció un negocio de máquinas reparadoras de billetes, además de la producción de herramientas de oficina y piezas de microscopios.

En el Japón de la posguerra, este hombre fue requerido para reparar una máquina calculadora mecánica de un puerto aéreo. Eso lo motivó a crear una calculadora más pequeña.  La empresa de Kashio, era una familiar. Trabajó en ella apoyado por sus tres hermanos. Aunque ya existían las computadoras eléctricas en los años cincuenta, éstas eran tan grandes que eran caras e imprácticas.  Los hermanos Kashio lograron reducir el tamaño de éstas de manera significativa, hasta lograr miniaturizarlas. El hermano de Tadao, quien era un ingeniero electrónico que había trabajado para el Ministerio de Comunicaciones de Japón, fue un miembro muy importante del equipo.

Así que en 1949, incursionó en la creación de calculadoras.  Kashio generó grandes aportaciones, como la calculadora electrónica de oficina (1956), la cual tenía las dimensiones de un escritorio. Con la presentación de su invento en una feria, los hermanos Kashio fundaron su empresa actual como la conocemos en 1957.  La calculadora era el modelo Casio 14 A. Siguieron trabajando en la miniaturización y lograron la primera calculadora electrónica de bolsillo (1972).

La exportación de calculadoras de parte de Casio a nivel mundial se expandió fuertemente desde 1966 cuando por primera vez se exportaron sus calculadoras de escritorio. Eso los llevó a abrir oficinas internacionales en la década de los setenta en Nueva York, Hamburgo, Londres y Taiwan. También crearon un centro de investigación que siempre está buscando la innovación de productos electrónicos. Este centro fue fundado  en 1979. Es el Instituto Hamura de Investigación y Desarrollo.

La incursión en la creación de relojes, se debió a la saturación intempestiva del mercado de las calculadoras. Así que para 1974, lanzó al mercado su primer reloj digital: el Casiotrón. Fue el primer reloj con una pantalla digital, que además, tenía la función de dar la fecha. El éxito fue rotundo. La participación de Casio en el mercado de relojes de Japón, pasó del 2.2% en 1976 al 18.7 en 1985 y se elevó al 28. 7 en 1995.

Eventualmente, trataron de hacer una temeraria fusión de dos líneas de Casio: el reloj y la calculadora, así que para 1980, sacó el primer reloj-calculadora (el C 80).  También fue un éxito, aunque esto no acabó con la competencia en el rubro de la producción de calculadoras o en el de la relojería de cuarzo. En 1982 lanzó el primer reloj con diccionario y el 1983 creó el primer reloj resistente a golpes y maltrato: el G-shock  DW5000C. Un año más tarde sacó a la venta un reloj con  una capacidad de memoria que permitía almacenar teléfonos: el Data-bank. Era una especie de reloj-agenda.

Ya para el año 1985 llegó a la venta de un millón de relojes.  Y las innovaciones de Casio, no pararon: los relojes digitales ultradelgados, (FS-10), medición de la presión sanguínea (DP-100), línea de relojes resistentes para mujeres (Baby G-shock),  relojes radio controlados (FKT-100L), reloj con reproductor de MP3 (WMPIV), y relojes con cámara digital integrada (WQV1), lanzó un reloj solar con funciones avanzadas de radiocontrol (WVK300) y relojes con conectividad bluetooth.

Se puede decir que los grandes desarrollos de la relojería digital para el deporte, el trabajo y la recreación, son el producto de Casio. Muchos de estos, se fraguaron entre las décadas de los 70 y 80 y se siguieron haciendo más sofisticados en los 90 y 2000.

También los relojes Casio han participado de la cultura pop. En películas de Hollywood han salido algunos modelos de Casio, como el Databank, que apareció en el protagonista de Volver al Futuro, el actor Michael J. Fox,  KEanu Reeves en la película Speed y Tom Cruise en las películas de Misión Imposible I y III, portaron en sus muñecas algunos modelos del G-Shock y el DW 290.  También hay un modelo de Casio que está inspirado en el modelo portado por James Bond en una de las películas (el AE 1200 WH).

Casio, pues, es un monstruo de la relojería, el más reciente y uno de los más importantes desde la segunda mitad del siglo XX.