• Sáb. Jun 15th, 2024

Por Elizabeth Rivera Avelar

La insuficiencia renal está entre las 10 principales causas de muerte en México en el grupo de personas que fallecen a partir de los 25 años. En 2022, se registraron 14,306 decesos por insuficiencia renal, de los cuales 7,985 (55.8 %) eran hombres y 6,317 (44.2 %) eran mujeres.

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) señalaron que la clave de la prevención de enfermedades de los riñones está en el consumo de agua simple, reducción de alimentos ricos en sal y disminución en la ingesta de proteína de origen animal.

La directora de prestaciones médicas del IMSS, Célida Duque Molina, subrayó que la institución ofrece información nutricional de fácil acceso.

“Todos los factores son potencialmente prevenibles y además, si se detectan oportunamente y se controlan de manera correcta, se retrasan muchísimo las complicaciones. En todas las unidades de medicina familiar contamos con códigos QR que se pueden descargar a través del celular, en los cuales se despliegan una serie de menús de diferentes calorías para diferentes tipos de personas, grados de sobrepeso u obesidad y además, en la cartilla contamos con un despliegue de menús que también se pueden consultar fácilmente”, explicó.

El IMSS hizo un llamado a los derechohabientes a cuidar de su salud renal mediante acciones preventivas como tener una buena alimentación, controlar padecimientos asociados a diabetes o hipertensión, y acudir periódicamente a revisión en su Unidad de Medicina Familiar (UMF) para una valoración especializada de enfermedades renales. 

Célida Duque señaló que es importante identificar los signos de alarma tal como: palidez en la piel, orina con sangre, disminución del volumen de orina excretado, hinchazón en las piernas, los tobillos o los pies, falta de aire, por mencionar algunos. 

Por su parte, el titular de la División de Medicina Familiar del IMSS, doctor Héctor Raúl Vargas Sánchez, recomendó detectar con oportunidad y controlar este tipo de padecimientos para evitar complicaciones a la salud, para evitar que el daño llegue a otros órganos y provoque problemas que antes no se tenían. 

En tanto, la licenciada en Nutrición adscrita a la División de Nutrición y Salud del Seguro Social, Itzel Valtierra Martínez, dijo que en el caso de la diabetes, hipertensión, sobrepeso y obesidad, se recomienda llevar una alimentación saludable con especial control de las calorías y moderación en el consumo de proteínas. 

El coordinador de Programas Médicos en la División de Hospitales, doctor Roberto Teva Luna, detalló que la enfermedad renal es un mal indoloro y sin síntomas en su etapa inicial, por ello, recomendó a la población en riesgo acudir con el médico familiar para tener un diagnóstico oportuno.

Además, dijo, existen recomendaciones estándar para cuidar los riñones en población sana y la nefroprotección secundaria enfocada a pacientes en riesgo, basadas en acciones que promueven cambios en el estilo de vida, así como intervenciones farmacológicas, medidas higiénicas, dietéticas y nutricionales.

Los especialistas coincidieron que aquellas personas con algún grado de enfermedad renal se apoyen con un grupo multidisciplinario de Enfermería, de Trabajo Social, Nutrición y médicos; y en caso de tener algún factor de riesgo para el padecimiento, acudan a su UMF para un diagnóstico oportuno.

Por Elizabeth Rivera Avelar

https://x.com/ElyRiveraAvelar?t=dqCyYg9wnjxOhv0Yi8rHBQ&s=09 @elyriveraavelar