Hacen perdedizo estudio de riesgos sobre obra que colapsó en avenida Laureles, en Zapopan

La coordinación municipal de Protección Civil y Bomberos de Zapopan hizo perdedizo el estudio general de riesgos que autorizó para la obra de construcción de un edificio en avenida Laureles (Juan Pablo II) cuya excavación colapsó en la tormenta del 6 de junio, ocasionando daños en la banqueta e infraestructura pública a unos metros de la Línea 3 del Tren Ligero.
Líder Informativo solicitó vía transparencia el estudio de riesgos para corroborar cuáles eran las medidas preventivas que se debieron aplicar en la excavación profunda de la polémica obra, ubicada a la altura de «La Curva», y aunque la dependencia municipal asegura que el documento fue presentado por el promovente de la obra (folio interno 210) ya no fue localizado.
«Se realizó una búsqueda en el archivo general de la coordinación, no encontrando el estudio general de riesgos«, respondió la jefa de la Oficialía Jurídica de la Coordinación de Protección Civil y Bomberos Zapopan, Karla Alejandra Díaz Ávila.
Sin embargo, sí encontró el dictamen procedente condicionado mediante el cual la dependencia autorizó el inicio de las obras el pasado 24 de enero, donde exige la entrega de un nuevo estudio general de riesgos actualizado y que durante el proceso constructivo se garanticen las medidas de seguridad.
Según el dictamen firmado por el comandante Ignacio Aguilar Jiménez, la persona responsable de haber elaborado el estudio de riesgos hoy desaparecido es una psicóloga, Luz María Castillo Sevilla, quien presentó un proyecto con una superficie de 2 mil metros cuadrados de extensión, lo que no coincide con la licencia de edificación de la obra (C/D-2899-20/D) que estipula que la construcción abarca 13 mil metros cuadrados.
Según el documento, la construcción consiste en un edificio con estacionamiento subterráneo, locales comerciales, oficinas y un salón de eventos.
La obra, propiedad del empresario de tintorerías Guillermo Morales de Anda, cometió infracciones a tres artículos del Reglamento de Construcciones del Municipio de Zapopan, según el acta de inspección realizada después del colapso de la edificación, sin embargo, el Ayuntamiento no aplicó las sanciones correspondientes, pese a los daños en bienes públicos y el riesgo generado para la sociedad.
José Toral.