Exrector de la UdeG confirma haber recibido y derivado denuncia por caso de acoso sexual, cometido por magistrado con licencia

El exrector general de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Tonatiuh Bravo Padilla, y actual regidor del partido Hagamos en el Ayuntamiento de Guadalajara, reconoció que recibió una denuncia contra el hoy magistrado con licencia y maestro suspendido, José de Jesús Covarrubias Dueñas, quien en 2014, cuando ocupaba el cargo de jefe del Departamento de Derecho Público en el Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH) fue denunciado por acoso sexual por parte de una estudiante, quien recibió el respaldo del cuerpo de académicos y el apoyo en la presentación de la queja.

El hoy edil dijo que la queja fue derivada para su atención a la rectoría del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), que estaba a cargo Héctor Raúl Solís Gadea, hoy vicerrector de la UdeG, y destacó que a esa instancia le correspondía integrar el expediente y efectuar la investigación

«Se debió se debió haber hecho la investigación de forma inmediata para saber si estaba bajo la atribución del Consejo Divisional, que es el primero que tiene facultades para actuar; el Consejo de Centro, que es el segundo; o bien si la sanción que proponían por la gravedad de las faltas, en el caso de que se hubieran corroborado que éstas lo ameritaba, ellos lo tendrían que haber regresado en forma de dictamen al Consejo General Universitario para que esté lo votara», manifestó.

Cabe recordar que el 25 de noviembre pasado el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos Humanos de las Mujeres (CLADEM) denunció que José de Jesús Covarrubias Dueñas acosó sexualmente de forma reiterada a una estudiante, en octubre de 2013, cuándo él ocupaba el cargo de jefe del Departamento de Derecho Público de la División de Estudios Jurídicos del Centro y Universitario del CUCSH. Que la víctima del acoso presentó la denuncia formal al entonces rector del CUCSH, Héctor Raúl Solís Gadea, actual vicerrector de la UdeG, y luego ante el exrector general de la Universidad de Guadalajara (UdeG), Tonatiuh Bravo Padilla.

Cladem señaló que los funcionarios universitarios no actuaron ante la denuncia y además lo ascendieron como director de la División de Estudios Jurídicos de este Centro Universitario.

Bravo Padilla sostiene que él no se deslinda del caso y que actuó conforme a sus atribuciones, y dijo desconocer en qué terminó la denuncia.

Agregó que en septiembre de 2015, tras varias inconformidades de integrantes del CUCSH, y también por la denuncia de la estudiante, en acuerdo con Solís Gadea, le solicitaron la renuncia a Covarrubias Dueñas a la dirección de la División de Estudios Jurídicos del CUCSH.

Añadió que los jefes de departamento y directores de división son designados por autoridades colegiadas y unipersonales de los Centro Universitarios, no por la Rectoría General, por lo tanto, señaló que la designación del Covarrubias Dueñas como director de la División de Estudios Jurídicos, fue propuesta por el Consejo de División y del Centro Universitario, por lo que dijo él no intervino en el ascenso.

El exrector de la UdeG, ofreció una disculpa pública a la estudiante afectada, a su familia y a la comunidad universitaria, «si por alguna razón fue insuficiente el seguimiento institucional» que le dio al caso.

Este mes se dio a conocer que el hoy magistrado con licencia, profesor suspendido y ex funcionario de la UdeG, José de Jesús Covarrubias Dueñas, fue denunciado penalmente en octubre pasado por un caso abuso sexual infantil en contra de una menor de 15 años de edad.

Bravo opinó que ante la flagrancia del hasta hoy magistrado, debe procederse en el Consejo General Universitario (CGU).

Elizabeth Rivera Avelar