Exigen familias invertir en prevención y atención ambulatoria de diabetes

La atención médica de una persona con diabetes incrementa los gastos de una familia, hasta los cerca de cien mil pesos al año, lo que genera que muchas personas no controlen adecuadamente su salud, por la falta de insulina y otros insumos, agravándose hasta una situación crónica, advierte la representante de la Federación Mexicana con Diabetes, Capítulo Jalisco, María Elena Mota Oropeza.

«Escuchar a una madre que diga: ‘prefiero que se me muera este niño que está enfermo, por no comprarle la insulina, a que se me mueran estos cuatro por no comprarles de comer’, imagínense lo que se siente; ¿no sería más económico invertir en las tiras reactivas, en las jeringas, en garantizar la insulina de todas esas personitas, que invertir todo ese dineral en remediar las complicaciones crónicas?».

La activista advierte que del presupuesto público que se destina a la diabetes, solo el 8 por ciento se invierte en prevención y atención de casos ambulatorios, y la mayoría de recursos es para paliar casos crónicos, por lo que llamó a las autoridades a invertir más en la prevención y la atención oportuna, para evitar que las personas lleguen a situaciones graves de salud.

Durante el evento «La salud como un derecho y no como un privilegio», realizado la mañana de este lunes en el Congreso de Jalisco, se explicó que el costo del tratamiento de la diabetes puede ir de los 55 mil pesos a los 93 mil pesos anuales, por persona, lo que genera dificultades para la atención médica oportuna.

José Toral