Esperan que juicio político contra magistrado García Estrada, destape corrupción en torno a construcción de torres

dav

El inicio del proceso de juicio político en contra del magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa, Armando García Estrada, puede sentar un precedente sobre la corrupción en torno a la autorización de construcciones verticales y la necesidad de reparar los daños a los vecinos afectados, señala el abogado Christian Gudiño.

«Yo no digo que le den la sanción máxima, pero que sí exista la sanción y la visibilidad del problema que tenemos. Guadalajara va a seguirse construyendo para arriba y muchas personas seguramente se van a ver afectadas por desarrollos; es importante empezar a tener una defensa de la gente, los empresarios inmobiliarios cuentan con muchísimos recursos, y dinero que muchas veces compra la justicia, y el ciudadano común pierde su patrimonio, pierde su esfuerzo de toda la vida. Salvador tenía desde 1985 viviendo en esta casa, y tuvo que salir porque alguien le quitó su casa».

El abogado impulsó el juicio político avalado en el Congreso del Estado, luego de que el magistrado García Estrada intervino en el caso de una torre de departamentos en Providencia, al cruce de las calles Ontario y Alberta, y mediante resoluciones permitió que la construcción se finalizara, a pesar de que el Ayuntamiento de Guadalajara no autorizó la licencia y promovió juicios para anular la construcción.

La edificación afectó una vivienda contigua a la torre, misma que ya tiene daños estructurales que obligaron a su propietario y promovente del juicio político, Salvador Alba Suárez, a dejar su casa junto a su familia, sin que hasta el momento hubiera recibido una indemnización, o la reparación de las cuarteaduras y hundimiento de suelos que se presentaron en la casa.

José Toral