En riesgo de irse «a la basura» el juicio por restitución de tierras en Mezcala.

Está en riesgo de irse a la basura el juicio que lleva 19 años de batalla legal por parte de la comunidad indígena coca de Mezcala para que le restituyan cerca de 12 hectáreas de bosque y zonas hidrológicas, si los magistrados del Tercer Tribunal Administrativo deciden que el invasor debe ser considerado como un comunero, advierte el abogado Rubén Ávila.
«ESOS 19 AÑOS QUE LA COMUNIDAD HA INVERTIDO EN TRAMITAR ESE JUICIO, EN AUTOMÁTICO QUEDARÍAN EN NADA, SE IRÍAN A LA BASURA, Y ENTONCES LA COMUNIDAD TENDRÍA QUE INICIAR NUEVAMENTE SU RECLAMO».
Cuando el litigio comenzó, en 1999, el invasor Guillermo Moreno Ibarra, empresario tapatío, había cercado y comenzado a construir una casa de descanso con vista al Lago de Chapala en tierras de la comunidad indígena, pero ocho años después consiguió que el Registro Nacional Agrario lo nombrara comunero, a pesar de nunca haber vivido en Mezcala, ni formar parte de la comunidad indígena histórica.
José Carlos Toral.