«En Jalisco no se tolerará la violencia contra las mujeres», advierte Enrique Alfaro tras solicitud de licencia del alcalde de Tototlán

Foto: Gobierno de Jalisco

La inconformidad social y de grupos feministas, generó finalmente resultados, y a través de una publicación en sus redes sociales, el gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez confirmó que el presidente municipal de Tototlán, Sergio Quezada, pidió licencia al cargo después de las acusaciones en su contra por violencia de género.

“Me da mucho gusto que de esta manera se dé un mensaje claro, de que en Jalisco estos actos que violentan a las mujeres no se van a tolerar, por supuesto que la ruta legal tendrá que seguir su curso para que puedan deslindarse responsabilidades, pero creo que es un primer avance importante que da certeza y que le permita a Tototlán, iniciar un camino de reconstrucción de su gobierno hacia el futuro.”

Alfaro Ramírez dijo que espera que este lamentable caso deje sentado un precedente y ejemplo, para que cualquier funcionario público se la piense dos veces antes de agredir a una mujer.

“Quiero informarles que Sergio Quezada, el alcalde de Tototlán acusado de solapar al violentador sexual de Diana, servidora pública del municipio, y además de hostigarla sexualmente cuando fue a pedirle ayuda, ha presentado, por fin, su licencia para dejar el cargo”, señala la publicación del mandatario.

Agregó que ahora corresponde al Congreso del Estado, agilizar los procesos para inhabilitar a este funcionario público y que responda por sus actos.

”Que este hecho, que inició con la valentía de Diana para levantar la voz, se quede como un mensaje muy claro de que en Jalisco no se tolera la violencia de género en contra de las mujeres”.

Minutos más tarde, el Ayuntamiento de Tototlán eligió por unanimidad a Juan Manuel Lara Casillas como presidente municipal interino.

Haremy Reyes