Empresas de grúas conforman bloque opositor contra reforma a Ley de Movilidad

Tres asociaciones en las que están agremiadas el 80 por ciento de a las empresas que proporcionan el servicio de grúas en Jalisco efectuaron un bloque contra la Reforma a la Ley de Movilidad, que pretende cambiar el esquema que los regula actualmente, de concesiones de 10 años con opción a una prórroga por el mismo periodo a permisos anuales, y calificaron la iniciativa de sorpresiva, innecesaria, adversa, simulada y unilateral. El presidente de la Asociación Jalisciense de Grúas (AGRUJAL), José Tomás Orozco, reiteró que no se requiere una nueva ley, sino aplicar la norma vigente.

«La iniciativa en cuestión incluye dos puntos que perjudican gravemente el desarrollo del sector en todos sentidos: dañan a los empresarios y las cadenas productivas que éstos sostienen; a la vez que impactan de manera negativa en la población que utiliza nuestros servicios», anotó.

Los empresarios del sector refieren que actualmente sólo 20 por ciento de los servicios de grúas se asignan por medio cabina, conforme al reglamento; el resto se distribuyen de forma discrecional, favoreciendo sobre todo a las grúas piratas.

Diego Bolio Corona, delegado de la Confederación Nacional de Transportistas Mexicanos (CONATRAM) y representante de la Asociación de Grúas de Guadalajara y Municipios Anexos (AGRUMAC), se quedó de que la mayoría de los servicios se asigna a las grúas piratas, entre las que está la irregular «Grúas Jaliscienses», la cual carece de permiso y no se puede localizar su domicilio fiscal, y al buscar su ubicación sólo se encuentra una glorieta.

Aseguró que la operación de los depósitos vehiculares es pésima, y propicia los robos y corrupción.

Bolio Corona pidió la destitución del director Adolfo Eletvan Chávez Manzo, director de Depósitos Vehiculares del Gobierno de Jalisco, quien además dijo está detrás de la empresa de grúa piratas, denominada «Grúas Jaliscienses».

Enrique Dueñas Rodríguez, presidente de la Asociación Nacional de Empresarios Mexicanos de Grúas (AGRUAS), resaltó que el cambio en la regulación podría poner en riesgo la inversión que ya efectuaron las empresas del ramo.

Explicó que en cada grúa han invertido entre un millón y medio y 8 millones de pesos, ya que existen cuatro tipos de grúas. Además, indicó que los políticos locales «todo lo quieren tropicalizar a través de la Ley de movilidad» y quieren que haya un sólo mecanismo de cobro.

Destacaron que la tarifa actual data de 2014, y refirieron que el artículo 170 fracción 4°, establece que si el propietario del vehículo llega al lugar donde se encuentra su vehículo al momento que se lo va llevar la grúa, solo debe de pagar 330 pesos más IVA.

Los propietarios de las empresas de grúas señalaron que tratarán de convencer a las autoridades de que la iniciativa no es viable, y de no lograrlo recurrirán a la vía jurídica como los amparos, para evitar que sus intereses se vean afectados.

Elizabeth Rivera Avelar