El sistema educativo mexicano no está preparado para personas con espectro autista.

0

Personajes como Vladimir Putin, Bill Gates, Steven Spielberg, Tim Burton, Susan Boyle o Leonel Messi tienen algo en común además de su éxito, fueron diagnosticados con el espectro autista, lo cual demuestra que esta condición no es una limitante para alcanzar sus metas, aquí en Jalisco tenemos el caso de Héctor Martínez Ramírez, quien además de Asperger tiene un coeficiente intelectual de genio, ha participado en competencias internacionales, pero en la secundaria lo trataron como niño problema, lamentó que ni el sistema educativo ni la sociedad mexicana están preparadas para estas personas.

“Qué mala onda de esas personas porque la educación que se ha dado aquí en México es así, ojalá que cambien, que no se queden estancados en esa mentalidad tan cavernícola por decirlo de alguna manera, que evolucionamos, estamos en el Siglo 21, ya no estamos en los años 80, donde ya no todo es culpa de las mamás, de que tú eras loco si tenías Síndrome de Asperger te ibas al manicomio, ya no vivimos en esa época, que se modernicen un poco.”

El sistema educativo en Jalisco y en México no están preparados para atender a los niños y jóvenes con espectro autista, y mucho menos impulsar las capacidades de quienes demuestran tener un coeficiente intelectual sobresaliente, así ocurrió con Héctor Martínez, quien al obtener al menos 12 premios de investigación nacional e internacional lo reprobaron en la Secundaria Técnica 40 y su mamá, Luz Patricia Ramírez Aceves tuvo que acudir a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos.

“Me encuentro una de las maestras y me dice, es que es un flojo, no hace nada, de sobresaliente no tiene nada más que de faltista y flojo, en eso sobresale, mire, no me hable de esa manera, además aquí está, pues yo no sé cómo, y empezaron, está reprobado, Español, Ciencias e Informática, las tres cosas que hacía, además era completamente absurdo además, que eran las competencias de ciencias que elaboraran un proyecto científico, que pudiera hacer hipótesis.”

La queja 11377/2016 fue presentada en la Quinta Visitaduría hace dos años y ante la Secretaría de Educación Jalisco porque le impedían inscribirse en tercero de secundaria.

Tras tener que pelearse con el sistema educativo para que le garantizara sus derechos a su hijo Héctor quien vive con Asperger y capacidades sobresalientes, Luz Patricia Ramírez Aceves afirma que falta un buen tramo para que la inclusión sea una realidad en las aulas, por lo que pide a los maestros evitar poner etiquetas de malo, o problema a cualquier alumno que sea diferente.

“Nos falta mucho en inclusión, creo que nos manejamos mucho por la costumbre y como antes no se hacía, yo no lo hago, nos asusta ver lo diferente, y ese miedo nos deja inmóviles, entonces no lo queremos aceptar, cuando te empiezas a meter y a trabajar en eso, pues descubres otras cosas diferentes.”

Luz Patricia, maestra de profesión, argumentó que era contradictorio que un jovencito que fue evaluado y reconocido por especialistas de diversas universidades en Latinoamérica al cumplir los requisitos de investigadores adultos, resultara reprobado y tachado de flojo e incapaz por sus maestros de secundaria.

Héctor tiene claro que no existen prejuicios que lo puedan detener y va a ser neurocirujano, anhela que exista el día que niños y jóvenes como él ya no tengan que pelear con el sistema para obtener apoyos.

La  Visitadora de la CEDHJ, Adriana Luna Bautista explicó que la Comisión Estatal de Derechos Humanos realizó las evaluaciones necesarias al alumno, y tras ellos enviaron peticiones a la SEJ  para que existan mayores apoyos a alumnos con trastorno de espectro autista.

 

Haremy Reyes.