El narcotraficante Tirso Martínez adquirió equipos en el fútbol mexicano con dinero del tráfico de drogas.

El distribuidor de cocaína en Estados Unidos para cárteles de la droga de México, Tirso “El Futbolista” Martínez Sánchez, detalló este martes en Nueva York las inversiones millonarias que realizó en equipos del fútbol mexicano.

Testigo en el juicio que se realiza en contra de Joaquín «El Chapo» Guzmán, Martínez manifestó que era dueño de equipos de fútbol profesional en las ciudades de Querétaro, Celaya, Irapuato, La Piedad y Mérida, todos los cuales adquirió con dinero proveniente del tráfico de drogas.

Martínez Sánchez afirmó que una vez que la FMF descubrió que era dueño de los equipos, el organismo le propuso comprar sus activos.

En el 2004 “El Futbolista” vendió al equipo de La Piedad en 10 millones de dólares. Luego de liquidar a jugadores y empleados logró una ganancia neta de cuatro millones de dólares por esa transacción.

Además obtuvo ingresos brutos por entre 40 y 50 millones de dólares por sus actividades en el tráfico de drogas tan solo entre 2000 y 2003.