Dosis administradas hasta ahora en el mundo, habrían sido suficientes para proteger a todo el personal de salud y ancianos: OMS

Foto: bogota.gov.co

Al menos 115 mil trabajadores de salud han muerto a causa de COVID-19 desde el inicio de la pandemia, recordó este martes el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

«Muchos se han contagiado y aunque los informes son escasos, calculamos que al menos miles de trabajadores sanitarios y de cuidados, han pagado el precio final al servicio de otros”, agregó al inicio de la asamblea anual de la organización.

Nuevamente, Adhanom Ghebreyesus denunció la “escandalosa desigualdad” de acceso a las vacunas en el mundo, que prolongan los efectos de la pandemia.

«El número de dosis administradas hasta ahora en todo el mundo, habría sido suficiente para cubrir a todos los trabajadores sanitarios y a los ancianos, si se hubieran distribuido de forma equitativa”, añadió.

El médico originario de Etiopía afirmó que más del 75 por ciento de todas las vacunas se han administrado en únicamente diez países.

«No hay forma diplomática de decirlo: un pequeño grupo de países que fabrican y compran la mayoría de las vacunas, controlan el destino del resto del mundo”, aseguró.

Por lo cual, estableció una meta de aplicaciones.

«Hoy pido a los Estados miembros, un masivo impulso para vacunar al menos al 10 por ciento de la población de cada país de aquí a septiembre, y una campaña hasta diciembre, para alcanzar nuestro objetivo de inmunización de al menos el 30 por ciento para finales de año”, afirmó.

Con información de AP y Excélsior.