Detienen a la esposa del psicoanalista acusado de violación sexual

La Fiscalía del Estado de Jalisco detuvo la mañana de este sábado a Alma Patricia «M», esposa de Gabriel «V», el psicoanalista que está acusado de varios delitos, entre ellos el de abuso sexual de sus pacientes.

Alma Patricia «M», quien supuestamente también es terapeuta, fue capturada por su probable responsabilidad en la comisión del delito de responsabilidad profesional y técnica, las víctimas de Gabriel «V» sostienen que la mujer era cómplice y estaba enterada de las agresiones sexuales que cometía a su pareja.

«Derivado de los actos de investigación llevados a cabo por esta representación social se obtuvieron diversos datos de prueba en contra de la detenida por lo que se solicitó a un juez de control la orden de aprehensión correspondiente así como una orden de cateo para dos fincas ubicadas en el Fraccionamiento Santa Anita, en el municipio de Tlajomulco de Zúñiga», comunicó la Fiscalía del Estado.

Personal ministerial de la Dirección de Seguimiento a Procesos catearon dos fincas en el Fraccionamiento Santa Anita para localizar a Alma Patricia «M», y detuvieron a otras dos personas las cuales quedaron a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación, quien resolverá su situación jurídica en el término constitucional de las 48 horas.

En ese operativo se aseguraron cuatro armas de fuego, una arma larga y tres cortas, las cuales también quedaron a disposición del agente del Ministerio Público.

Posteriormente,  elementos de la Policía de Investigación ubicaron a Alma Patricia «M» en calles de la colonia Vallarta Sur del municipio de Guadalajara, la cual será puesta a disposición del juez de control en espera de que fije fecha y hora para celebrarse la audiencia inicial.

Cabe destacar que el psicoanalista Gabriel «V» continúa prófugo, es señalado de cometer los delitos de violación sexual, abuso psicológico, violencia física, responsabilidad profesional, usurpación de profesión y fraude, ya exigia cantidades millonarias a sus pacientes para que apoyaran una Casa de la Mujer Migrante que no existe.