Denuncian a funcionaria de preparatoria UdeG, que sanciona a alumnas por vestir de forma ‘provocativa y enseñar mucho’

Alumnas de la Preparatoria Regional de Villa Corona, módulo Acatlán de Juárez, de la Universidad de Guadalajara (UdeG), denuncian que la encargada de control escolar de ese plantel, Silvia Vallines, las sanciona por cómo se visten y les hace comentarios que las hacen sentir mal, al decirles que por su forma de vestir podrían provocar que las agredan sexualmente.

«Ese día yo traía una blusa corta, que ni siquiera estaba tan corta realmente, sólo se me veía una parte de mi abdomen, yo iba pasando de mi salón hacia el baño y la maestra, que es la encargada de Control Escolar, me llamó y me dijo que me metiera a su oficina, y de hecho ahí estaban los muchachos que hacen su servicio, de una universidad que está cerca y otros maestros, y me dijo que ‘qué me pasaba que por qué andaba así en la escuela’. Yo no entendía nada, y me dijo que la ropa que traía no era la adecuada para asistir a la escuela, yo entendí hasta ese punto que no traía ni el uniforme, pero era porque no nos habían dado las camisas, pero lo que no me pareció y me hizo sentir hasta pena, es que me dio entender que ‘con esa ropa yo iba a provocar a los hombres y que tenía que tener cuidado’. Entonces ahí sí fue como que oye, oye, cómo que mi ropa o porque yo me tengo que detener de vestirme de cierta manera, sólo para que los hombres estén a gusto, los que tienen que tener educación son ellos, y la verdad me dio mucha vergüenza que lo dijera enfrente de todos», expresó una alumna.

Las estudiantes relataron que en diversas ocasiones las ha sancionado con la aplicación de faltas por su forma de vestir, o les piden que regresen a su casa para que se cambien de ropa.

Las quejas también refieren que en otra ocasión, la misma funcionaria «regañó» a otras alumnas por traer los pantalones rotos y ‘enseñar mucho’.

«La verdad, solo se les veían las rodillas y les dijo ‘que se fueran a cambiar a su casa, porque que estaban enseñando mucho’, y les dijo que ‘por no traer el uniforme y vestimenta provocativa, les iba a notificar a todos los maestros que les daban clases que les pusieran falta en todas las horas’ en las que asistirán a clases ese día», comentaron jóvenes estudiantes del plantel.

Añadieron que el 8 de marzo, Día internacional de la Mujer, a otra estudiante, una secretaria de la escuela de nombre Brenda, le impidió entrar a la escuela por ir con un top blanco ‘muy provocativo’.

Las estudiantes de esa preparatoria también denunciaron que las autoridades universitarias de la escuela les impidieron poner un tendedero de denuncias de acosadores sexuales.

«El 8 de marzo no nos dejaron hacer tendederos de agresores porque ‘que tal que salía algún maestro o algún alumno, y la prepa no iba a poder resolver nada’, ese tipo de cosas son las que vivimos constantemente», manifestó una alumna.

Las acciones de las funcionarias universitarias violan la disposición DG/SEMS No. 02/2022, dictada por el director del Sistema de Educación Media Superior (SEMS), César Antonio Barba Delgadillo, enviada el 2 de mayo de 2022, en la que expresamente prohibió la medida aplicada.

«No podrá limitarse o condicionarse el acceso a clases a ningún estudiante, por portar una vestimenta específica o por no vestir el uniforme del plantel», manifestó el director del SEMS.

Además, las actitudes y sanciones aplicadas por las funcionarias universitarias, violentan lo que establece el Protocolo para la Prevención, Atención, Sanción y Erradicación de la Violencia de Género en la Universidad de Guadalajara, el cual, en el Marco Conceptual describe, en el numeral LXIV, a la violencia como el uso deliberado e ilegítimo del poder o de la fuerza, cualquiera que sea su naturaleza, por una o varias personas, que vulnere o tenga probabilidades de vulnerar a otra u otras en su dignidad, integridad, libertad, seguridad o propiedad.

En el apartado titulado «Tipos y Modalidades de Violencia«, puntualiza que la violencia se presenta en distintos tipos como física, psicológica, sexual, digital, entre otros; llevándose a cabo en diferentes ámbitos o modalidades, como la violencia laboral, docente, comunitaria, política, entre otras.

La Violencia Psicológica dice que es cualquier acto u omisión que dañe o pueda dañar la estabilidad psicológica de una persona, propiciando su aislamiento, la devaluación de su autoestima y/o alteraciones a su salud mental, afectando su capacidad de autogestión y desarrollo personal. Este tipo de violencia puede expresarse a través de conductas como las siguientes:

a) Tratar a una persona con negligencia, ironía o actitudes devaluatorias, incluidas las gesticulaciones y obscenidades mediante señas, miradas o expresiones corporales;

b) Generar o difundir rumores con el fin de causar menosprecio, afectación o humillación a una persona;

c) Realizar o incitar a realizar, agresiones verbales a través de burlas, bromas, gritos, insultos, comentarios denigrantes o hirientes, apodos o humillaciones en perjuicio de una persona;

d) Formular comparaciones y/o críticas destructivas con el fin de generar un perjuicio, daño o afectación a la estabilidad emocional de la persona a quien van dirigidas;

e) Realizar acciones con el fin de desvalorar, intimidar o controlar las actuaciones, actividades, comportamientos, planes y/o decisiones de una persona, las cuales pueden manifestarse en chantaje, prohibiciones, exclusión social, marginación, descalificación, condicionamiento, manipulación, coacción, amenazas, entre otras;

f) Demeritar o resaltar los defectos por encima de los valores y virtudes de la persona, atentando contra su autoestima, y

g) Emitir expresiones, frases o palabras que sean sexistas, machistas, misóginas o que puedan resultar ofensivas por referirse, en forma despectiva o con odio, al grupo vulnerable al que pertenece la persona.

Elizabeth Rivera Avelar