Denuncia CEDHJ que reclusas fueron trasladadas en 23 ocasiones a centros penitenciarios de hombres

La Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) emitió la recomendación 147/2021, por el caso de reclusas que fueron trasladadas en 23 ocasiones a otros reclusorios de varones, sin cumplir con los protocolos y reglamentos, señaló el presidente del organismo, Alfonso Hernández Barrón.

«Fueron sacadas de la Comisaría de Reinserción Femenil, para ser llevadas a un ‘evento social’ a la Comisaría de Prisión Preventiva del Estado, y fueron regresadas el mismo día por la noche; manifestaron que 11 de ellas tenían aliento alcohólico, de las cuales 2 son pacientes psiquiátricas», expresó.

Las ilegalidades ocurridas en los centros de reinserción del estado fueron denunciadas a la CEDHJ por la Organización Nacional de Derechos Humanos y Laborales de los Policías de México, el 23 de abril de 2020.

La queja indicó que se suscitaron diversas situaciones irregulares, entre ellas varios traslados masivos de mujeres privadas de su libertad a centros para varones. Entre otros, señalaron que el 24 de marzo de 2020, un total de 64 mujeres fueron sacadas de la Comisaría de Reinserción Femenil para ser llevadas a un “evento social” a la Comisaría de Prisión Preventiva del Estado, y fueron regresadas el mismo día por la noche. Manifestaron que once de ellas tenían aliento alcohólico, de las cuales dos son pacientes psiquiátricas.

Agregaron que policías custodias realizaron el reporte de estas acciones, lo que ocasionó que fueran cambiadas a otros centros, y posteriormente, a dos de ellas no se les renovó contrato, lo cual tomaron como una represalia por denunciar las irregularidades.

Durante la investigación realizada por la defensoría, se acreditaron múltiples traslados masivos, 23 en total, de mujeres privadas de la libertad de la Comisaría de Reinserción Femenil a diversos centros de reclusión para varones en Jalisco, como la Comisaría de Prisión Preventiva, Comisaría de Sentenciados del Estado y el Reclusorio Metropolitano del Estado y, en particular, el realizado el 24 de marzo de 2020.

También se documentó que, con posterioridad a la denuncia de las irregularidades señaladas, las autoridades de la Dirección de Reinserción Social del Estado ordenaron el cambio a otros centros del personal de custodia y vigilancia, adscrito a la Comisaría de Reinserción Femenil, que denunció esos hechos.

«Para esta Comisión quedó acreditado que las autoridades de la Comisaría de Reinserción Femenil y de la Dirección de Prevención y Reinserción Social del Estado incurrieron en irregularidades y omisión institucional, además de que se violaron los derechos humanos a la legalidad y seguridad jurídica en relación con el cumplimiento de la función pública, en transgresión a la seguridad personal y al principio de debida custodia, y en perjuicio del principio de adecuada reinserción, como consecuencia de las acciones y omisiones descritas. Se acreditó también la responsabilidad institucional por falta de cumplimiento a la obligación de respetar y garantizar la protección de esos derechos humanos», concluyó la CEDHJ.

El documento completo de la Recomendación se puede consultar en: http://cedhj.org.mx/recomendaciones/emitidas/2021/Reco%20147-2021%20VP.pdf

Acreditan que reclusa murió por falta de atención médica

La Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ) emitió una recomendación por el fallecimiento y la inadecuada atención médica de una mujer privada de su libertad, explicó el presidente de esa defensoría, Alfonso Hernández Barrón.

«Durante la investigación, la CEDHJ acreditó diversas omisiones en relación a que no se le brindó a la paciente la atención médica especializada que requería, posterior al proceso quirúrgico, aun cuando tenía citas abiertas para continuar su atención. Además, fueron ignoradas las recomendaciones médicas postoperatorias. También se pasaron por alto las notas correspondientes a 40 días de seguimiento, por lo que se incumplió con lo dispuesto en la NOM-004-SSA3-2012 del expediente clínico», apuntó.

En la investigación de la denuncia presentada en junio de 2020, se determinó que hubo negligencias y omisiones de servidores públicos de la Comisaría de Reinserción Femenil y del Hospital Civil de Guadalajara «Fray Antonio Alcalde».

El hijo de la víctima explicó que su madre, quien se encontraba privada de la libertad en la Comisaría de Reinserción Femenil, padecía diabetes e hipertensión, males que se encontraban controlados. Señaló que en una llamada telefónica que tuvo con su familiar en abril de 2020, ella le refirió que se había golpeado un pie y tenía un dedo lastimado.

Indicó que días después se enteró que el 20 de abril de 2020 su mamá había sido trasladada al Hospital Civil de Guadalajara «Fray Antonio Alcalde», en donde le informaron que tuvieron que amputarle el pie, pues se había gangrenado. El peticionario hizo hincapié en que no fue informado de la gravedad de su madre, ni se les solicitó autorización para la amputación.

Refiere que se le dijo que la doctora había dado la autorización y posteriormente que había sido su madre, y añadió que debido a las restricciones implementadas por la contingencia sanitaria por COVID-19, sólo pudieron visitar a su mamá en una ocasión. Agregó que tampoco se le informó cuando fue dada de alta y trasladada de nueva cuenta al Reclusorio.

Manifestó que realizó llamadas en varias ocasiones a la Comisaría de Reinserción Femenil para hablar con su madre y conocer su estado de salud, pero nunca pudo hablar con ella, y que solamente le informaban que estaba bien.

Posteriormente, el 4 de junio de 2020, personal del área de Trabajo Social le avisó que su madre sería de nueva cuenta trasladada al Hospital Civil, sin darle mayor información, por lo que se trasladó al lugar, en donde vio llegar una camioneta en la que realizan los traslados, lo cual le causó extrañeza, pues esperaba que su familiar fuera transportada en una ambulancia equipada.

Indicó que en el nosocomio no quisieron recibir a la paciente, sin dar ninguna explicación, por lo que el personal del Reclusorio le informó que la llevarían al Hospital General de Occidente (Zoquipan), donde tampoco quisieron atenderla. Dijo que momentos después recibió una llamada de Trabajo Social del Reclusorio, en donde le hicieron saber que su madre había fallecido.

El documento completo de la Recomendación se puede consultar en: http://cedhj.org.mx/recomendaciones/emitidas/2021/Reco%20146-2021%20VP.pdf

 

Elizabeth Rivera Avelar