Decenas de muertos en las protestas de Gaza por el traslado de la embajada de EEUU.

Más de 50 manifestantes han muerto y al menos 1,200 resultaron heridos en los violentos enfrentamientos. Mientras esto ocurría en la frontera entre Israel y Palestina, la hija del presidente Donald Trump y su esposo Jared Kushner participan en el evento inaugural de la nueva embajada de EEUU en Jerusalén.

El ministerio de Salud de la Franja de Gaza ha informado a primera hora de la tarde que 52 palestinos han muerto y más de 2.000 han resultado heridos, por disparos de soldados israelíes en los choques en la frontera entre Israel y la Franja de Gaza donde 40.000 palestinos se concentraron este lunes para protestar contra la inauguración de la embajada de EEUU en Jerusalén y también para intensificar la llamada «Marcha del Retorno». Un joven de 14 años es uno de los fallecidos en la jornada más sangrienta desde la guerra de 2014. El Gobierno palestino ha acusado a Israel de cometer una «horrible masacre» en Gaza. Entre los muertos habría ocho menores de 16 años, según el embajador palestino en la ONU. El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, justificó el uso de la fuerza en Gaza por «la defensa de fronteras».