• Sáb. Abr 13th, 2024

Cumple un año protocolo para atender choques lamineros

Por Haremy Reyes

Al cumplirse un año del protocolo para la atención de choques lamineros, este operativo ha atendido más de 32 mil alcances entre vehículos en circulación, lo que ha contribuido a liberar las vías en menos tiempo al acostumbrado. 

La Secretaría del Transporte informó que desde que inició de este programa, se atendieron 32 mil 314 choques lamineros entre vehículos, de los cuales 20 mil 750 fueron asistidos por personal de las empresas afiliadas a la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), y 11 mil 564 por personal de peritos de la SETRAN y de la Policía Vial.   

Según datos proporcionados por las empresas aseguradoras y la información recabada en campo por la Setran, el tiempo promedio de atención es de ocho a 15 minutos en liberar las vías y del minuto 15 al 30 se expidieron las órdenes de reparación de los vehículos involucrados. 

Además de garantizar la seguridad de los usuarios de los vehículos que participan en un choque laminero, el objetivo de este nuevo protocolo es liberar las vías, ya que por un percance de este tipo solían permanecer hasta 2 horas en el lugar del hecho, lo que ocasionaba intenso tráfico. 

Dentro del convenio con AMIS se establecen las condiciones para la liberación de la vía exclusivamente en el choque laminero básico por alcance, es decir, sólo si sucede dentro del mismo carril, entre dos o más vehículos particulares, en los cuales no haya lesionados, heridos o muertos, tampoco daños a propiedad pública o privada de terceros, y los vehículos involucrados cuenten con seguro vigente, y que la empresa aseguradora sea una de las 34 que firmaron dicho convenio.  

Qué hacer ante un choque laminero de tipo alcance: 

1.  Cerciorarse de que ambos vehículos tengan seguro vigente;  

2.  Los conductores deben hablar a la cabina de siniestros de alguna de sus respectivas aseguradoras. 

3.  Aportar toda la información que se les requiera (fotos, ubicación y narración de los hechos). 

4.  Esperar de la cabina de su aseguradora la instrucción de mover sus vehículos a un lugar seguro. 

Una vez liberada la vía, los conductores deberán seguir las instrucciones de sus respectivas aseguradoras para llegar a un acuerdo respecto al siniestro, sin embargo, lo harán ya en un lugar seguro lejos de donde ocurrió el percance.