Contaminación del río Santiago incrementa vulnerabilidad frente al COVID-19, advierten activistas

La contaminación histórica del río Santiago, con metales pesados y sustancias tóxicas, vuelve más vulnerable a quienes habitan cerca del cauce frente al COVID-19, al tener enfermedades previas como hipertensión, insuficiencia renal y cáncer, entre otros problemas de salud. Sin embargo, no hay avance de las promesas en materia de salud realizadas por el Gobierno de Jalisco, tras la recomendación de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en febrero, advierte el poblador de El Salto e integrante de la agrupación «Un Salto de Vida», Alan Carmona.

«De los compromisos que ellos habían adquirido no hay ningún avance, entendemos también que están rebasados completamente por la contingencia, pero también la deficiencia inmunológica generalizada que existe en la gente que habitamos cerca del río, debió de haber también sido atendida de manera prioritaria, porque consideramos que en el tema de la proporción poblacional, las afectaciones han sido mayoritarias; incluso veíamos que las tasas de letalidad y morbilidad, en tema de Covid, en la cuenca del río Santiago eran de mayor proporción que en el resto del estado de Jalisco»

Según cifras oficiales, entre la población de El Salto, ubicada junto al río Santiago, se registran 242 casos confirmados y 14 muertes por coronavirus, lo que coloca al municipio en el octavo lugar en número de contagios, y si se considera la población, está por encima del promedio estatal en tasas de casos y defunciones.

José Toral