Castro reconoció la derrota, sostuvo que «pierde de pie y con dignidad».

A las 9:00 de la noche, acompañado de su familia, con semblante y una voz triste el abanderado del PRI, Miguel Castro Reynoso reconoció la derrota en la contienda por la gubernatura de Jalisco. Sostuvo que pierde la elección de pie y con dignidad.

Miguel Castro indicó que que está tranquilo y satisfecho con el papel que desempeñó como candidato, subrayó que no busco con obsesión el ejercicio del poder. Recalcó que realizó una campaña limpia y congruente con sus valores.

“Es muy Importante para mí el día de hoy decirles que reconocemos que los resultados no nos favorecen, pero nos sentimos tranquilos nos sentimos satisfechos, porque hemos hecho un trabajo siempre apegado a nuestros principios”, aceptó

Al finalizar su discurso ante medios de comunicación, el político tricolor dio un mensaje a los colaboradores de su campaña, a quienes les mencionó que  “se rajó la madre en la campaña” y los invitó a retirarse del edificio del PRI “porque mañana hay que chingarle”.