ASF determinará si «Mota Engil» construirá la L4 del Tren Ligero, señala CMIC

La Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) opinó que debe ser la Auditoría Superior de la Federación (ASF), quién determine si la empresa «Mota Engil» debe construir la Línea 4 del Tren Ligero. El presidente de la Cámara, Carlos del Río Madrigal, indicó que la autoridad federal debe determinar si la compañía portuguesa está inhabilitada o no para participar en el proyecto, ante las observaciones que existen por las irregularidades en las que incurrió durante la construcción de la Línea 3 del Tren Ligero.

«Nosotros siempre hemos promovido que se apegue a derecho, que tengamos un sistema que obviamente castigue a quien a quien sea culpable y pues evidentemente si hay algún problema, la realidad no tenemos la información puntual de este tema, pues se debe sancionar y bueno las sanciones pueden pueden implicar todo lo que la ley establezca. Si está analizado este tema, pues se tiene que proceder de esta manera, si la empresa está proponiendo esta nueva propuesta no solicitada, pues habría que tener muy claro que no tenga algún antecedente que la inhabilite, pero bueno de ahí en más la realidad es que pues el sistema de justicia, las mismas auditorías, las contralorías, son las encargadas de hacer este trabajo y de determinar si están habilitados para poder seguir construyendo», manifestó Carlos del Río.

De acuerdo con los datos de una revisión efectuada a las auditorías practicadas por la ASF a la construcción de la Línea 3, entre los años 2014 y 2020, hay más de 70 observaciones de irregularidades y un presunto daño al erario público por mil 505 millones 643 mil 465 pesos, durante la ejecución de los contratos entregados a dos consorcios integrados por la empresa «Mota Engil», para la construcción del Túnel y el Viaducto 1 del sistema de transporte.

Entre las observaciones, destaca la colocación de más de mil amortiguadores neoprenos que tenían defectos de fabricación y tuvieron que ser sustituidos en su totalidad, generando un daño de más de 2 millones de pesos para el erario.

La revisión de las autoridades fiscalizadoras concluyeron que además hay señalamientos de pagos injustificados o duplicados, incremento de precios de conceptos y materiales sin explicación, pago de trabajos no finalizados, uso de materiales de mala calidad o la contratación de personal que no cumplía con el nivel de estudios o profesión requerida.

La empresa también fue señalada de haberse retrasado en la construcción del colector de desvío en la estación La Normal, lo que generó inundaciones alrededor del Parque Alcalde en 2018, y por lo que se tuvieron que invertir más de 2 millones de pesos para reconstruir calles y viviendas afectadas en la colonia Alcalde Barranquitas.

El representante del sector de la construcción opino que para el proyecto de la L4, se debe tener mucho cuidado en contar con un proyecto ejecutivo.

«Un tema fundamental para este y para todas las obras, es que se tenga un proyecto ejecutivo bien analizado, con una visión integral de lo que va a ser la obra, para evitar imprevistos con todos los análisis con el involucramiento de los técnicos, jalicienses sobre todo los que conocen nuestra zona, para que se pueda determinar todos los factores que pueden involucrarse que pueden influir en la elaboración. Para que no tengamos sorpresas, y para que esta obra se pueda concluir en tiempo y forma», declaró Del Río Madrigal.

El presidente de la CMIC añadió que es fundamental que se trabaje con materiales de primera calidad, que cumplan con la normativa en cuestiones de durabilidad, calidad y seguridad, para evitar los errores que hubo en la Línea 3.

Advirtió que también se debe realizar un análisis de los costos de mantenimiento de la obra a largo plazo, porque dijo en muchas ocasiones ejecutan las obras con materiales lujosos, que luego implican un alto costo de mantenimiento que no se invierte.

Elizabeth Rivera Avelar