Asegura Alfaro que no cederá a presiones de «caciques» como Raúl Padilla, y señala hipocresía de MORENA respecto a elección extraordinaria

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, dijo que no va a permitir que ningún «cacique», como llamó a Raúl Padilla López, ex rector de la Universidad de Guadalajara (UdeG), chantajee ni presione a las instituciones de la entidad.

«Lo que está cancelado, es que el Fobierno de Jalisco se vaya a someter a los caprichos del cacique. El Gobierno de Jalisco no va a doblarse ante la embestida, de quienes hoy tienen secuestrado los órganos de dirección de la universidad, ¡sí es pasión que se les borre!, y si ellos piensan que manipulando jóvenes y ofreciendo puntos para salir a marchar, van a cambiar la postura del Gobierno de Jalisco, ¡se equivocaron de gobernador!», expresó.

Alfaro Ramírez dijo que cuando Ricardo Villanueva Lomelí quiera actuar como rector y deje de ser el administrador de Raúl Padilla López, tendrá la voluntad de platicar con él y de encontrar los acuerdos que le sirvan a la casa de estudios.

Entrevistado al término de la sesión solemne de la LXIII Legislatura, el Ejecutivo Estatal indicó que el proyecto de presupuesto de 2022, que presentará el Gobierno de Jalisco, incluye más apoyo a la UdeG, pero agregó que no van a poner más recursos para que Raúl Padilla siga haciendo sus negocios.

«El respeto se construye en el día a día, y lo que me parece inadmisible es pensar que se pueda hacer una agenda de trabajo, entre el gobierno y la UdeG, a partir de presiones y chantajes como las que está queriendo hacer Raúl Padilla», expresó.

Enrique Alfaro dijo que a la Universidad de Guadalajara, le darán más dinero del que están obligados de acuerdo al convenio, como ha sido en los últimos 3 años, y crecerá el monto en inversión en infraestructura educativa para construir más preparatorias, pero no para obras como el Museo de Ciencias Ambientales.

«Pero no va haber museos, lo que queremos es que se construyan más prepas, más escuelas para los estudiantes. No vamos a dejar ningún recurso etiquetado, para que ningún cacique quiera hacer negocio con el dinero de los jaliscienses, ¡ni un peso!», apuntó.

Denuncia hipocresía

El gobernador, Enrique Alfaro Ramírez sostuvo que siempre se mantuvo al margen del conflicto poselectoral por la alcaldía de Tlaquepaque. Dijo que el partido MORENA «se muerde la lengua», cuando le pide a él que saque las manos de la elección.

«Yo les pido que agarren una servilleta y se sequen la sangrita de la lengua», apuntó.

Alfaro Ramírez se negó a opinar con respecto a la resolución emitida por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que determinó que en la elección extraordinaria por Tlaquepaque deben de competir candidatas mujeres y hombres.

«Yo no he opinado sobre resoluciones en el terreno electoral, me mantendré en esa postura porque son temas en los que el gobernador no puede involucrarse, y son decisiones que van más allá de la opinión que yo tenga; son tomadas por las instancias judiciales correspondientes y creo que en Jalisco debemos respetar esas decisiones», expresó.

Después de dos horas de debate, los magistrados del TEPJF rechazaron con cuatro votos en contra y tres a favor, la propuesta de la magistrada ponente, Mónica Aralí Soto Fregoso, que planteaba confirmar la exclusión de candidaturas encabezadas por hombres en la elección extraordinaria por Tlaquepaque.

Elizabeth Rivera Avelar