• Mar. Feb 27th, 2024

Asegura Alfaro que es mentira la denuncia por violación de custodias en Puente Grande

El gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro Ramírez, aseguró que la denuncia de la presunta violación de tres custodias en el reclusorio de la Comisaría de Reinserción para Sentenciado (CRS) de Puente Grande, es falsa y sin fundamentos.

“Pueden decir, no hay tal hecho, no se permitiría, yo sería el primer decirlo, pero lo que no podemos es estarle dando atención y crédito a quien viene a denunciar cosas que no existen”.

El mandatario estatal aseguró que los hechos se investigaron y se concluyó que se trata de una mentira.

“Es increíble que haya quien pueda atender mentiras como estas, sin consultar ninguna fuente oficial. Quien hace esa denuncia, es un policía que fue despedido porque no trabajaba, que se ha manifestado no sé cuántas veces. No hay ninguna información en ese sentido, se investigó y evidentemente es una mentira”, expresó el mandatario estatal.

Cabe recordar que el pasado martes 15 de febrero, la Secretaría de Seguridad del Estado informó que realiza una investigación interna para detectar supuestos abusos cometidos contra custodias que laboran en el Centro de Readaptación Social de Puente Grande, para garantizar la seguridad e integridad del personal operativo y administrativo.

La dependencia estatal comunicó que, hasta el momento, no se ha presentado ninguna oficial para denunciar algún tipo de abuso físico, sexual, laboral o psicológico, ante las instancias de control interno ni ante la Fiscalía del Estado.

“No obstante, la indagatoria se lleva a cabo para detectar alguna irregularidad y proceder conforme
a lo que establece la ley”
, expresó.

La investigación, dijo la dependencia, se hizo en relación a una expresión pública en la que se hace la denuncia de una supuesta agresión.

La Secretaría de Seguridad del Estado y su titular, Juan Bosco Agustín Pacheco Medrano, ratificaron su compromiso institucional de seguir trabajando para generar condiciones dignas de trabajo, para todas y todos sus policías.

Elizabeth Rivera Avelar