Arzobispo de Guadalajara critica estrategia de seguridad de López Obrador

El mensaje de abrazos, no balazos es un mensaje de impunidad, y así lo demostraron los asesinatos de dos sacerdotes jesuitas en Chihuahua, advirtió el Arzobispo de Guadalajara, Cardenal José Francisco Robles Ortega quien exigió que los responsables sean llevados ante la Ley.

“Ellos no entienden de abrazos, ellos solamente saben de balazos, y no estoy diciendo con esto que el gobierno tiene que tomar la estrategia de echarles balazos a esta gente, no, sencillamente de llevarlos ante la Ley, por los asesinatos y por todas las actividades que realizan en contra de la Ley, y el gobierno tiene que mandarles el mensaje de que no habrá más impunidad, porque ese mensaje de abrazos es un mensaje de impunidad.” 

En su mensaje durante la Novena Asamblea Diocesana Pastoral, el prelado tapatío dedicó un momento de reflexión por estos hechos violentos y en memoria de los sacerdotes asesinados que fueron víctimas de la violencia del país.

“Ellos estaban en un lugar que se supone es el lugar donde se experimenta la misericordia de Dios Padre, en el templo, estaban cumpliendo su Misión, no estaban alentando la violencia contra el gobierno, estaban ejerciendo su ministerio y arteramente los ejecutan sin más, tan sólo porque estaban haciendo el bien.” 

Insistió en que estos hechos son una alerta grave que debe ser tomada en cuenta por el gobierno para entender que la estrategia contra la inseguridad y la violencia es fallida.

Haremy Reyes.